"Hay que ver si todavía se puede encaminar la situación con Posse"

"Hay que ver si todavía se puede encaminar la situación con Posse"
Autocritica de Gabriela Michetti.
—¿Qué opina del caso de las escuchas ilegales y de la polémica en torno al nuevo ministro de Educación porteño, Abel Posse?

—Subestimamos los problemas que una persona como Palacios [Jorge, el ex jefe de la Policía Metropolitana] traía consigo, al haber sido un policía federal y al haber tenido las polémicas que tuvo con jefes de la propia fuerza. Creo que es la primera crisis realmente importante que tenemos en la gestión. El segundo problema tiene que ver con una posición de Posse de exponer permanentemente la cuestión del pasado, que, obviamente, no es lo que nosotros necesitamos de un ministro de Educación. Para nosotros, el ministro de Educación tiene que estar ocupado desde el día uno de las cuestiones que hacen a la educación y al futuro de los chicos. Estamos todos muy preocupados. Hay que ver si todavía se puede encaminar mejor la situación con Posse, en este tema.

—¿Considera que estos errores fueron por falta de experiencia?

—Yo no puedo medir a Mauricio Macri en función de estos dos temas. Yo lo mido en función del conjunto de las cuestiones y, a dos años del inicio de la gestión, el saldo es positivo. Antes, el Estado tenía una posición endogámica, metida hacia adentro, con un gran desorden y falta de coordinación entre las distintas áreas; creo que cambiamos la tendencia y que hoy el Estado empezó a solucionar los problemas.

—¿Hace alguna autocrítica?

—Creo que tenemos que corregir el proceso de toma de decisiones, en el sentido de ampliar la participación de más dirigentes del propio espacio en ese proceso.

—El jefe del bloque de diputados de PRO, Federico Pinedo, declaró que usted tenía que ser candidata a jefa de Gobierno.

—Está muy lejos de mí plantearme candidaturas. La gente quiere vernos trabajar juntos y las candidaturas dividen.

—¿Macri tiene que postularse sólo por PRO o necesita hacer alianzas?

—PRO necesita fortalecerse como PRO, para eso tenemos una escuela de dirigentes. Tenemos que armar un partido en serio, que esté en todo el país y eso lleva tiempo, pero hay que hacerlo. Y, paralelamente, tenemos que hacer alianzas con el peronismo federal y con algunos radicales del interior. Hay intendentes radicales que ya nos han manifestado que si Mauricio fuese candidato a presidente, a ellos les gustaría ir con PRO.

—¿Reutemann podría restarle a Macri apoyo del peronismo federal?

—Reutemann es un dirigente político muy difícil de prever. No lo conozco mucho, pero intuitivamente, lo veo muy arraigado a su provincia; ya fue gobernador y no sé por qué se me pasa por la cabeza que va a ser gobernador de nuevo. De todos modos, quiero que quede claro que no es momento de hablar de candidaturas.

—¿Por qué?

—Porque se me acerca mucha gente angustiada por la inseguridad. Sobre todo mujeres, que lloran e inmediatamente empiezan a hablar de la inseguridad y esto antes no me pasaba. Ayer se me acercó una chica llorando porque la habían atacado, en Palermo, en la calle Soler, con su nenito de dos años y le habían mostrado una navaja. El otro día, en Liniers, donde hay gente de clase media, que la pelea todos los días, también, se largaron a llorar, porque los habían asaltado más de cuarenta veces. Cuando te empieza a pasar eso, y te pasa seguido, no podés hablar de candidaturas.

Comentá la nota