Todavía no se juntaron y ya hay diferencias

En una semana donde las alianzas comenzaron a tomar forma también aparecieron las primeras peleas. Se vislumbran dos frentes, por un lado están Solá, Macri y De Narváez, del otro la Coalición Cívica, UCR, socialismo y cobismo

Durante esta semana se intensificaron los intentos de alianzas en la oposición al kirchnerismo en la previa de las legislativas de octubre. En esa carrera se perfilan dos frentes opositores, por un lado Solá-Macri y De Narváez y por otro Coalición Cívica-UCR-Socialismo y Cobismo. Pero también comenzaron a aparecer las primeras diferencias dentro de los distintos sectores.

El diputado nacional Francisco De Narváez faltó a la convocatoria organizada por el sindicalista Luis Barrionuevo en su casa de Mar del Plata por sus diferencias con otro de los comensales, Eduardo Duhalde, que impulsa una candidatura del ex gobernador bonaerense Felipe Solá en la Provincia. “Puedo dar algún consejo, pero no apadrino a nadie”, señaló Duhalde, quien no obstante desatacó la figura de Solá, al que calificó como “un hombre que ha ido progresando, un hombre honesto” e incluso lo consideró en condiciones de competir por la Presidencia.

En cambio, De Narváez, como antes Mauricio Macri, se encargó de recordar el pasado kirchnerista de Solá. De todas formas, sus colaboradores buscaron quitarle significado político a su ausencia en Mar del Plata.

El mismo Solá reconoció que con De Narváez “no hay síntomas de unidad”. A pesar de las diferencias, desde el macrismo el diputado Federico Pinedo aseguró: “Creo que vamos a estar juntos con De Narváez, la gente de Felipe y del PRO”.

Sin embargo, Pinedo debió desistir de su idea de participar en una conferencia de los socialistas, la Coalición y los radicales porque su presencia generaba resistencia entre otros protagonistas.

La radical Margarita Stolbizer, candidata de la Coalición para la provincia de Buenos Aires, rechazó un acercamiento a Solá por considerarlo parte de “una interna del Partido Justicialista”.

“Con Solá no”, coincidió el titular de la UCR, Gerardo Morales, días atrás. La dinámica de los acuerdos también genera crujidos en el interior de cada fuerza y frena el impulso de sus jefes por extender las fronteras. Un grupo de radicales protestó en Mendoza contra el acercamiento de Morales con el vicepresidente Julio Cobos.

A la vez, días antes, los socialistas habían rechazado los coqueteos de la titular de la Coalición, Elisa Carrió, con el economista liberal Ricardo López Murphy. Así, el camino hacia las elecciones obliga a diferenciarse.

Comentá la nota