Todavía hay un intendente en La Plata que discrimina a los discapacitados

El intendente de La Plata, Pablo Bruera, no reconoce al discapacitado como persona, no respetando sus derechos legítimos como lo dice la ley 10549 artículo 8, violando también la Constitución Provincial en la cual dice que la Provincia no admite distinciones, discriminaciones ni privilegios por razones de sexo, raza, religión, nacionalidad, lengua, ideología, opinión, enfermedades de riesgo, características físicas o cualquier otra condición amparada por las normas constitucionales.
Y, lo que es peor, no respeta a la Constitución Nacional que, en su artículo 14 bis, habla de condiciones dignas y equitativas de labor, como así también "a igual trabajo igual remuneración", alterando de esta forma los derechos y garantías que en la constitución se me resguarda.

Más allá del amparo constitucional y legislativo con el que cuento, el señor intendente viola la ética y moral de un ciudadano que tiene a su cargo el destino de centenares de platenses, dado que no sólo nos está discriminando a mi compañero José Luis Cheble y a mí, sino que también al señor gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, ya que él mismo sufre en carne propia una discapacidad. Entonces, me pregunto: ¿El señor Bruera también desprecia al gobernador como discapacitado?

Ahondando más en detalle, es válido resaltar que los problemas físicos que sufrimos nosotros son a causa de valorar nuestro trabajo y afrontarlo con la responsabilidad que nos tocó afrontar en Control Urbano, algo totalmente diferente a lo que hace hoy el señor intendente y el director general de Control Urbano, Juan Martín Malpelli, quienes, en forma irresponsable y con falta de ética, no se dignaron siquiera a atendernos para escuchar nuestra problemática, sino que prefirieron dejarnos de lado discriminándonos y tomando el camino mas fácil: el del autismo.

Es por eso que se me viene a la cabeza pensar si el gobernador Daniel Scioli, en su carácter de persona discapacitada, apaña o bien desconoce la clase de funcionarios que apoya, dado que Pablo Bruera y Juan Martín Malpelli, así como hoy nos discriminan a mi compañero y a mí, mañana pueden hacerlo con usted por su sola condición de discapacitado.

¿Nos atenderá algún día el intendente de La Plata o el gobernador de la provincia de Buenos Aires para darnos una explicación de esto?

El INADI, ¿qué función cumple? Pues hace mas de 40 días de nuestra denuncia y todavía no tuvimos respuesta a nuestro reclamo. La señora Alejandra Esponda, delegada del INADI en La Plata, es empleada del intendente de La Plata. ¿Tanta corrupción hay en este bendito país? Y nadie se anima a tocar a nadie.

Por favor, algún fiscal que se juegue a iniciar una causa de oficio sobre este tema, así van presos los que tienen que ir presos.

Gracias.

(*) Paulo Navarro es empleado de la Municipalidad de La Plata. Años atrás sufrió un accidente laboral y quedó discapacitado. Tiempo después, el presente gobierno le bajó el suelo a la mitad por decreto.

Comentá la nota