Todavía esperan los refugios de Somuncura

IERRA GRANDE (ASG).- El proyecto para construir en la meseta de Somuncura los prometidos refugios para equipos de radio que en algún momento se planteó el Consejo de Desarrollo de las Comunidades Indígenas -Codeci- con los paneles de la ex Escuela Especial Nº 11, no llegó a concretarse.
En el 2005 el edificio que correspondió al primer hospital de la ciudad y donde luego funcionó la Escuela Especial Nº 11, hasta que fue clausurada, fue desmantelado por miembros del órgano de cogestión gobierno-comunidades indígenas, y miembros de la comunidad mapuche local.

En ese entonces el Codeci obtuvo una autorización por parte del Ministerio de Educación de la provincia para desarmarlo con el objetivo de montar, construcciones en la meseta de Somuncura.

Pero pasaron los años y las cosas siguen guardadas sin ningún tipo de utilidad, en dependencias de la comunidad mapuche-tehuelche Kintul Follil de Sierra Grande.

Desde esa comunidad, dijeron que si bien es el Codeci el que debe responder por ese bien en desuso pero que tenía un fin comunitario, los paneles, cemento endurecido y chapas están guardados.

El tema es que las comunidades mapuches que deberán trasladar desde Sierra Grande hasta Tembrao, Los Berros y Cona Niyeu esos paneles, nunca se acercaron a buscar los materiales para que lleguen al lugar de destino.

"Cuando desarmamos era material descartable, al estado no le servía lo iban a demoler si o si, ya no quedaban cosas, la mayoría de lo habían llevado y hay cosas por todos lados" dijeron Doris Cañumil y Ricardo Aillapi de la comunidad Kintul Follil. "El gran inconveniente ha sido el traslado dijeron.

El desmantelamiento generó cuestionamientos en la opinión pública serrana que veían en aquella estructura un patrimonio histórico.

La solicitud del inmueble, construido con premoldeados, fue concretada por el Codeci.

Además de los refugios con radios comprometidos para los pueblos cercanos a la meseta de Somuncura se preveía la utilización del material para montar instalaciones temporarias en lugares donde no existen edificios para reuniones de los aborígenes y otros tipo de actividades sociales.

"No nos quedamos con nada que no nos corresponde", dijeron desde la Comunidad Kintul Follil.

Comentá la nota