"Todavía creo en la Justicia"

Mario Aguiar decidió abandonar el silencio y desde la Unidad de Detención, donde se encuentra alojado por el homicidio de Fernando Uribe, aseguró que él no fue el responsable de las patadas. La golpiza contra Fernando fue producida por "Matías Ríos, Marcelo Ríos, José María Cabral y Luis Ríos. El único que yo puedo decir que no fue, es Hilario". Por otro lado, dijo que José Cabral fue el que le pegó con mayor fuerza.
A 48 horas de que el Tribunal de Juicio, sentenciara a Mario Aguiar a la pena de 18 años de prisión, al encontrarlo penalmente responsable por el homicidio de Fernando Matías Uribe Miranda, el acusado brindó declaraciones desde la Unidad de Detención Nº 1, donde actualmente se encuentra alojado cumpliendo la pena impuesta por los jueces.

Aguiar se dispuso a dialogar y contar realmente lo sucedido en la madrugada del pasado 16 de noviembre de 2008, donde Fernando Uribe fue brutalmente agredido, debido a que siente que ha quedado una gran duda a toda la sociedad en torno a lo que realmente sucedió esa madrugada, además le gustaría saber el por qué de la dura condena que le impusieron los jueces

El acusado, comenzó diciendo que nunca pensó que lo iban a condenar de esa manera, ni que iba a sufrir tanto y ver sufrir a la madre de Fernando, de quien aseguró que no se debe encontrar del todo conforme con el fallo, ya que presiente que las cosas no son así como sucedieron.

Aguiar en todo momento pensó que los testigos que se presentaron a declarar iban a decir las cosas como sucedieron, que se quebrarían al ver el sufrimiento, tanto de él, como el de la madre de la víctima. Por otro lado, afirmó que, tal como lo hiciera durante el juicio, aseguró haber peleado con Fernando, pero que en ningún momento lo pateó ni lo asesinó como dicen. "Eso se lo dije a la madre mirándola a la cara, soy el único que la pudo ver directamente a la cara".

Expresó que siente un profundo dolor por todo lo sucedido y que a él le sorprendió muchísimo la condena a 18 años. "Yo escucho por la radio y leo en los diarios que la gente por un lado está conforme con la cantidad de años, pero se preguntan por las demás perdonas, saben que yo no fui el único que participó".

Encuentro con Fernando y Barak

Aguiar comenzó a brindar detalles sobre todo lo sucedido desde el momento en que salieron del boliche "La Morena" hasta el día en que finalizó el juicio.

Comentó que luego de salir de la disco, comenzaron a caminar junto a un grupo de amigos y amigas, donde se cruzaron con Fernando y Barak y allí comenzaron los cruces de palabras, lo que terminó desencadenando toda la pelea.

"Yo iba caminando y detrás mío Barak comenzó a decirle cosas a María y a Luis Ríos, en ese momento yo fui para sacar, a separar, nunca para pelear. En ese momento comienza a pelearse Luis con Barak, siendo ellos los desencadenantes de toda la pelea, algo que fue admitido durante el juicio por el propio Barak, quien dijo que si no hubiese dicho nada, si no hubiese insultado, no se habría generado la gresca."

Aguiar explicó que mientras Barak y Ríos peleaban, en ese preciso momento, se acercó Fernando y de una forma de apoyar a su amigo (Barak), comenzó a agredirlo a él.

"El vino hacia mí y yo nunca le patee la cabeza, caímos al piso, como lo conté desde el principio. A mí me sorprende, porque desde la instrucción dije la verdad, en el juicio dije la verdad, no quisieron investigar más", sostuvo Aguiar.

La pelea

Al momento de iniciarse la pelea, Aguiar comenzó diciendo, que fue Fernando el que se le arrojó encima desde un primer momento, donde luego de haber recibido un par de golpes, terminan cayendo ambos jóvenes al suelo, donde "le pegué, se dio vuelta y cae con la cabeza contra el piso, se levanta y se reincorpora rápido, allí me quiere morder, yo como respuesta, le pego un golpe de puño. Ahí logro levantarme, en tanto que él intenta hacer lo mismo por las rejas, esas famosas rejas que testigos escucharon el ruido, el cual se produjo cuando Fernando intentaba levantarse utilizándolas como ayuda. Yo una vez que me levanto, él me siguió insultando".

Aguiar continúa su relato, explicando que una vez que se logró ponerse de pie, logra observar que Barak, quien se estaba peleando con Luis Ríos, logra zafarse, por lo que comienza a correrlo, ya que él había sido el iniciador de toda la pelea y se encontraba muy molesto con Barak, dejando de lado la pelea que había mantenido con Fernando Uribe.

"Cuando yo me voy, lo hago con Hilario Cabral detrás de Barak y ahí yo lo corro hacia el centro de la mutual de los Gastronómicos, quedando atrás Luis y Marcelo, quienes comenzaron a pelear luego con Fernando".

"En ese momento, José viene corriendo con su tío Llancapani, desde el kiosco hacia donde se encontraba Fernando".

"El (por José Cabral) vino desde el kiosco corriendo y no se frenó, con el mismo envión le dio la patada y allí comenzaron todos a patearlo" explicó Mario.

Luego, continuó relatando que las personas que participaron de la golpiza contra Fernando, "fueron Matías Ríos, Marcelo Ríos, José María Cabral y Luis Ríos. El único que yo puedo decir que no fue, es Hilario, porque el corrió al lado mío cuando lo corrimos a Barak".

Así mismo aseguró que Llancapani mintió cuando dijo que no vio nada. "Ellos se quedaron pegándole, después José María Cabral, en la casa dice que golazo le pegué, como diciendo que patada, que fuerte le pegué, reconociendo como que golazo que metí.

Sobre la pelea en sí, Mario Aguiar aseguró que "si yo le hubiese pegado tantas patadas como dicen, el pie me hubiese quedado como una empanada, no hubiese podido caminar durante cuatro o cinco días", descartando que haya sido la persona que pateó en la cabeza a Fernando Uribe.

"Cuando volvimos con Hilario de correrlo a Barak, ya todos se estaban yendo y en el lugar había gente, ahí estaba el chico con el calentador, que cuando se acerca Matías Ríos, éste le dice que no se acerque, porque el también le estuvo pegando y termina corriéndolo. Lo que yo no entiendo es ¿por qué Llancapani dice que no vio nada, si las chicas dijeron que salió corriendo junto a José María Cabral desde el kiosco y llegaron al lugar donde estaba Fernando, casi al mismo tiempo, él tendría que haber visto algo".

"Al momento en que nos estábamos yendo del lugar, María salió corriendo en dirección a la calle Obligado, mientras gritaba <¡¿qué hiciste Luis, qué hiciste Luis?!; era ella la que gritaba, lo que la señora que vive sobre Moyano, en el juicio afirmó y parece que ninguno de los jueces ni el fiscal escuchó eso".

Una vez que finalizó la pelea, Aguiar comentó que todos los jóvenes se trasladaron hacia la casa de los Ríos, donde habrían comenzado a dialogar de lo sucedido.

La ropa desaparecida

Mientras Aguiar continuaba su relato, comenzó a hablar sobre lo sucedido con las prendas de vestir de los otros jóvenes.

Comentó que, una vez que llegaron a la casa de Ríos y luego de hablar de la pelea, se acostaron a dormir hasta pasadas las 14 horas.

Al levantarse, se cambiaron y luego se dirigieron hacia la unidad básica de "Nato" Ojeda, donde habrían llevado la ropa dentro de una bolsa de consorcio. Aguiar aseguró que los jóvenes se encontraban muy nerviosos, debido a que durante el transcurso de la tarde, María les enviaba mensajes de texto, donde les informaba que Fernando se encontraba en muy mal estado, que estaba en Terapia Intensiva, incluso en coma, lo que generó un gran nerviosismo en todo el grupo, lo que abría llevado a tratar de hacer desaparecer las prendas de vestir que utilizaron al momento de producirse la pelea.

Ya en horas de la noche, cuando se produjo la detención de Luis Ríos y Aguiar, la Justicia procedió a realizar allanamientos en las viviendas de ambos jóvenes, donde secuestraron diversas prendas de vestir. "La ropa que estaba en la casa de Luis, la policía no la encontró, porque ellos ya la habían hecho desaparecer antes, en cambio mi ropa estaba en mi pensión, porque yo había ido a cambiarme y la dejé, no tenía nada que ocultar". "En cambio ellos la pusieron dentro de una bolsa de consorcio y la hicieron desaparecer. Yo pienso que la llevaron a esa unidad básica", comentó Aguiar.

"Después yo me entero que esa ropa ellos la llevaron y la hicieron desaparecer, porque ellos estaban nerviosos. Cuando yo estuve detenido con Luis Ríos, él me decía ojalá que lleven la ropa de la bolsa. Toda la ropa que secuestraron, nunca iban a encontrar nada, si esa no era la ropa del hecho".

"Luis me decía que estaba preocupado por la bolsa, cuando yo le preguntaba ¿qué bolsa?, la bolsa de la ropa, yo quiero que la desaparezcan me decía".

"El abogado me hundió"

Otra de las declaraciones que realizó el detenido, fue la participación que tuvo el abogado Marchissio, quien fue su primer abogado al momento de ser detenido.

"Desde el primer momento tuve al abogado Marchissio, pero en ningún momento lo elegí, a mi me lo pusieron. Cuando me llevan a la primera indagatoria, viene y se me presenta como mi representante, asegurando que lo había contratado la familia Ríos".

Hasta ese momento, aseguró que todo estaba bien, pero le comenzó a llamar la atención cuando el abogado lo trataba de señor a él y de Luis a Ríos.

"Vos quedate tranquilo Luis, que ya vas a despegar, vos pibe vamos a esperar un poquito, esas fueron las palabras del abogado".

Cuando lo llevó a Luis a la indagatoria, a él le hicieron hacer croquis, le hacían preguntas absurdas. "A la semana se fue Luis y prisión preventiva para Aguiar por homicidio, yo no lo podía creer" aseguraba el detenido.

"El abogado me enterró, ahí en ese momento, mi hermana y mis amigos fueron en búsqueda del Dr. Ladereche para que me represente, porque el otro abogado me hundió".

El fallo

Luego de que dieran a conocer el fallo, "yo realmente no puedo entender como todos se pueden basar en los dichos de una chica que se pisó, hasta en el mismo juicio, más de seis veces mintió descaradamente, ¿ganando qué?".

"Mi abogado está muy decepcionado, como lo estoy yo y toda mi familia, todo el mundo está sorprendido, desde el comisario hasta el último guardia, me dicen que no puede ser, ¿tan así puede ser la justicia?, yo todavía creo en la justicia, pero a veces te da una imagen que te preguntas, ¿qué pasa acá, si todo el mundo dijo que eran varios, por qué uno solo terminó así?".

"Encima parece que es a propósito, cuando uno dice la verdad, todo es en contra tuya, no creo que poniéndome tantos años encima, se esclarezca, porque quedaron más dudas que certezas, todo el mundo duda. El primer golpe que yo le doy al chico fue en el piso, tirado en el piso, ¿un golpe de puño le provocó el severo traumatismo?".

"Yo no lo patee, si eso es Justicia, lamentablemente están muy errados, porque no vamos a llegar a ningún punto".

"Mi abogado está muy decepcionado porque nunca se esperó esto, el me daba mucha tranquilidad a mí".

Diferencias con el juicio

"Yo sé que estas cosas difieren con lo que dije en el juicio, yo sé que estoy aportando otros datos, pero porque pensé que se iban a quebrar, como cuando me venían a ver acá a la cárcel y yo les decía que digan la verdad".

"Mientras yo estuve detenido, ellos vinieron a verme, pero de culpa. No hablaban, venían se sentaban con la cabeza baja y no hablaban. Yo les decía que hablen, que digan la verdad, si es un homicidio en riña nadie va a terminar preso, pero porque me van a arruinar la vida así".

"Yo durante el juicio estaba tranquilo y estoy tranquilo conmigo mismo, y yo quiero decir esto para la gente que tiene dudas, que habiendo tantos testigos que dijeron ver a muchos, solo me acusen a mí".

"Ellos siempre lo comentaron, yo siempre pensé que iban a decir la verdad, porque no creí que aguantasen tanto el remordimiento de la conciencia, no les puede pesar, no ven a una madre sufrir, a una familia sufrir".

"Yo quiero que ellos vayan y se presenten y le digan al Juez como fueron los hechos, que no sigan ocultando las cosas".

"Yo ahora dije algunas cosas, el resto lo dará mi abogado y otros el próximo jueves cuando los jueces den a conocer los fundamentos del fallo, los cuales se basan en un solo testigo, en una sola chica que mintió en toda la instrucción y en el juicio. Lo tomaron como un juego, porque nunca fue así".

Un solo pedido, Justicia....

Ya sobre el final, Aguiar comentó con un gran dolor que "mi vida ahora seguirá siendo como venía siendo, trabajando y con la frente en alto. Me acusan de algo que no hice. Toda esta situación ocasionó un gran dolor y sufrimiento a mi familia".

"Para la Justicia y una gran parte de la sociedad soy un asesino y me merezco lo que me merezco, pero voy a seguir como toda mi vida, laburando como me enseñaron mis padres. Nunca tuve ningún problema con la Justicia, vengo de una familia humilde y trabajadora, yo trabajaba todo el día y trataba de disfrutar de mi juventud".

"Hoy por hoy, me arruinaron mi vida y la de mis padres, mis hermanos y amigos, que están dolidos y creen que todo es un sueño, quieren despertar e ir a mi casa y verme ahí, pero lamentablemente no es así".

Además solicitó que si durante la investigación se produjeron los secuestros de los teléfonos celulares, porque no examinaron los mensajes, asegurando que mientras se encontraban en la unidad básica, María les mandaba mensajes de texto diciéndoles que "el pibe (por Fernando) está muy mal, lo hicieron pelota".

Así mismo, Aguiar quiso enviar un mensaje a los otros jóvenes que participaron de la pelea, asegurándoles que le han causado un gran daño, tanto a él, como a los familiares de Fernando.

"Gracias a Dios tengo gente que me está apoyando mucho y me dan aliento para no decaer y poder seguir luchando y en la apelación espero muchas cosas".

"Son 18 años, es mucho tiempo, es muy duro, porque no fue así y me duele muchísimo, porque detrás mío hay mucha gente, yo no estoy solo, si no fueron al juicio, fue porque yo se los pedí, porque era suficiente con el sufrimiento que ellos ya estaban sufriendo tenerme ya un año detenido".

Por último, Aguiar solicitó que la Justicia actúe como debe hacerlo y que él nunca le pegó las patadas a Fernando y que investiguen a los otros jóvenes, los cuales no los delató en un primer momento, esperando que hablen por sí solos, pero esto no sucedió y fue condenado por el Tribunal. Ahora resta aguardar por conocerse los fundamentos del fallo y una respuesta por parte de la Cámara de Apelaciones, una vez que el abogado representante de Aguiar presente la apelación de la condena.

Comentá la nota