Todavía no se confirma la Autovía de la Ruta 34

El mega plan de obras públicas anunciado por la presidente Cristina Fernández, no confirma la ejecución sobre la esperada refuncionalización de la Autovía en la Ruta Nacional 34, tramo que atraviesa Rafaela. El Ministro de Obras Públicas de la provincia, declaró que no se dieron detalles aunque reclamó para que el proyecto sea incluido
Se esperaban ayer anuncios que confirmen la obra para Rafaela, pero si bien se informó sobre el destino de fondos, fue sin especificaciones de ningún tipo. El ministro de Obras Públicas de la provincia, Guillermo Storero, estuvo presente en la Quinta de Olivos, lugar en donde ayer Cristina Fernández, anunció uno de los planes más ambiciosos del gobierno: el plan de obras públicas. Dentro de este "Mega Plan" se esperaba la confirmación sobre la cantidad de fondos y en qué obras se aplicarían. Entre las más anheladas estaban las autovías para las rutas 11, 33 y la tan anunciada y revalida conversión de la 34. Sin embargo, al respecto se anunció mucho pero se dijo poco. En concreto, lo que se sabe hasta el momento es el cálculo que realizó Storero: unos 5.700 millones serían para Santa Fe. La cifra de los fondos para la provincia, fueron calculados por el titular de la cartera de Obras Públicas, en base al 10 por ciento que le corresponde a Santa Fe de los 57 mil millones que invertirá la Nación en 2009. Esta, dijo, es una cifra "muy buena" aunque se mostró cauto, considerando que "habrá que ver cómo se lleva a la práctica".

En base a ello que se distribuirían 1.700 millones para transporte, 1.800 para energía y otros 1.800 para hábitat social en donde se incluye el mejoramiento en el servicio de agua y cloacas.

Las estimaciones del funcionario no están nada mal, aunque en Rafaela falta todavía un par de concreciones para conocer el verdadero destino de estos fondos, sobre todo si urge la confirmación de la autovía, como la obra más esperada y prometida del ejecutivo local. En concordancia, Storero dijo que serían prioritarios (al momento de acordar montos y usos) los proyectos que ya están anunciados. Al no tener los detalles de cuáles serán las obras para la provincia, al menos se sabe por dónde empezar y en ello, Storero si habló y planteó sobre la necesidad de avanzar con las autovías para las rutas nacionales. A lo que le sumó la construcción del puente Reconquista-Goya.

Otro tema esperado es el de viviendas, ya que tal como aludió el ministro, el Plan Federal de Viviendas II anunciado en otros años y demorado en su ejecución podría tener un encausamiento con los anuncios de ayer, ya que "se proponía construir 21 mil viviendas en Santa Fe. Están las carpetas presentadas, los terrenos ubicados y todo aprobado. Esperemos que tenga un cauce con los nuevos anuncios", declaró Storero. Y confirmó que paralelamente la provincia seguirá con su propio cronograma de obras con la construcción de hospitales, viviendas y caminos. Aunque finalizó llamando la atención sobre las expectativas que los mandatarios provinciales depositan en el Plan Más Escuelas y el mejoramiento energético que, tal como mencionó Storero, forman parte de "un cúmulo de expectativas que llevamos".

El plan de obras llegará a $ 111.000 millones y habrá $ 200 para jubilados en Navidad

El Gobierno anunció un plan de obras públicas por 111.000 millones de pesos (32.000 millones de dólares) con el objetivo de estimular la economía, que muestra signos de debilitamiento tras seis años de fuerte expansión.

El plan prevé inversiones por 57.000 millones de pesos (16.000 millones de dólares) para el 2009. "Durante el año 2009 invertiremos cerca de 57.000 millones de pesos, es decir, más del doble de lo invertido este año", dijo en un acto en la Residencia de Olivos el secretario de Obras Públicas, José López.

Con otro acto en la Quinta de Olivos, el Gobierno dio a conocer hoy el detalle del plan de obras públicas por 71.000 millones de pesos que Cristina Fernández había adelantado hace unas semanas y que implica en realidad la "aceleración" de una iniciativa que ya había sido anunciada en marzo pasado.

El encargado de dar las precisiones ante un colmado salón fue el secretario de Obras Públicas, José Francisco López. Habló ante el gabinete en pleno, gobernadores, intendentes y los jefes de la CGT, Hugo Moyano, y de la UOCRA, Gerardo Martínez.

Tras explicar que el plan pretende "garantizar el empleo" y "hacer frente al nuevo escenario internacional", López aseguró que el prevé una inversión total de 111.000 millones de pesos, aunque enseguida aclaró que sólo 71.000 millones están ya asegurados, mientras que los 40.000 restantes dependen de conseguir nuevas formas de financiamiento. "Estamos trabajando para lograrlo", afirmó el funcionario.

Enseguida, precisó que de los $ 71.000 millones ya disponibles, el año que viene se invertirán $ 57.000 millones.

Respecto de esos fondos, 24.000 millones más que el año pasado, López detalló: "Del total, 33.000 millones ya están contemplados en el presupuesto, 2500 millones vienen de organismos de crédito, 6000 millones de inversores privados, 12.000 millones saldrán del Banco Nación y de la Anses y los 5500 millones restantes de los ahorros por el recorte de subsidios".

Fue en este punto en el que López admitió que la iniciativa presentada hoy es en realidad "el fortalecimiento y la aceleración" de un plan que Cristina Fernández había presentado en el mes de marzo bajo el nombre de Plan Estratégico de Desarrollo Territorial.

Indicó además que el plan buscará ser "lo más fragmentado posible", es decir, que se impulsarán proyectos a pequeña escala para que puedan ser adjudicados a pequeñas y medianas empresas.

Por otra parte, destacó que para las licitaciones se adoptará el mecanismo del precio tope. Esto implica que se fijarán los precios máximos que el Estado está dispuesto a pagar por cada una de las obras y que ganará la licitación la empresa que más se acerque a ese valor. López señaló también que el plazo de construcción de los proyectos será de un año.

Además, señaló que "la totalidad" de las obras se realizarán "de manera descentralizada". Esto implica que la licitación y la construcción quedarán en manos de las provincias y los municipios, mientras que la Nación distribuirá los fondos.

Más ocupación

La Presidente estimó hoy que con el plan de obras públicas aumentará el nivel de ocupación del sector de los 400 mil trabajadores actuales a 780.000.

"Esto que estamos presentando hoy no es un plan contingente. La inversión pública concebida como un instrumento importantísimo del crecimiento de la actividad económica de un país no es una contingencia, es una convicción, es un concepto político estructural, que hemos venido desarrollando no sólo desde 2003, sino desde que nos tocó la responsabilidad de seguir los destinos de una comunidad", aseguró.

Asimismo, manifestó que no se trata de una política "improvisada", sino que fue elaborada por "gente especializada" durante años y que no es producto "del apuro ante la crisis internacional".

El Plan Argentino de Obras Públicas, así fue bautizado, prevé la promoción de tres tipos de emprendimientos diferentes. El 60% de los fondos del programa se destinará a obras de infraestructura vial y de mejoramiento del hábitat social, y el 40% restante, a proyectos para mejorar y ampliar los sectores de energía eléctrica, gas natural y el transporte público de pasajeros.

En primer término, se impulsarían la ejecución de proyectos estructurales que tengan impacto económico y ambiental. Es el caso de obras como las que se realizan en Paraná de las Palmas y de saneamiento en Berazategui.

El segundo tramo de obras corresponde a las que el Ministerio de Planificación Federal llama obras "programáticas", como son la construcción de escuelas, viviendas y caminos de acceso en áreas urbanas o bien productivas.

El programa de obras públicas que se oficializó ayer complementa los anuncios de créditos para estimular la adquisición de automóviles y electrodomésticos lanzados la semana pasada, junto con otras líneas para financiar a las pymes y el comercio exterior.

Cristina Fernández también anunció "una suma fija de $200 por única vez para los jubilados" que se hará efectiva antes de las fiestas.

A esto se agrega el proyecto de ley que el Gobierno enviará hoy al Congreso para eliminar la llamada "tablita de Machinea", un esquema diseñado por el ex ministro de Economía de la Alianza José Luis Machinea que grava las ganancias de los trabajadores en relación de dependencia. (Agencias de noticias).

Comentá la nota