Los todavía altos precios de los autos usados agudizan la caída en sus ventas

Los todavía altos precios de los autos usados agudizan la caída en sus ventas
En enero sufrieron una baja interanual de 26%, mientras que los cero kilómetro sólo cayeron 20,9% en Mendoza. Altas tasas.
La venta de automotores usados en Mendoza se resintió 26% anual en enero y representa una retracción en el mercado automotor mayor a la de los 0 km que cayeron 20,9%. Un de los motivos es porque los vehículos nuevos tienen precios más convenientes relativamente, indican las concesionarias. Mientras que los usados de menos años de antigüedad y de más valor son los que más cuesta vender, indican las agencias locales.

Las transferencias de automotores para Mendoza en enero de 2009 alcanzaron las 5.887 y representan un 26% menos de las que se realizaron en enero del año pasado, tal como lo indica la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y Créditos Prendarios. Una caída significativa que contrasta considerablemente con el 7,5% de incremento en las transferencias entre enero de 2008 y el mismo mes de 2007 para la provincia.

En cuanto a la venta de los 0 km en Mendoza, la caída es menor. Para enero de 2009 los automóviles patentados alcanzaron los 2.811 y representaron una caída del 20,09%, si se los compara con el mismo mes de 2008, informa la Asociación de Concesionarios Automotores de la Argentina (ACAA).

Por su parte, el representante de ventas de la agencia Sur France advirtió una caída aún mayor para los usados: "En enero hay una caída en las ventas de los usados del 40% anual como mínimo, y la de los 0 km se retrajo entre un 25% y un 30%".

Sin embargo desde la concesionaria Mediterráneo, una de las más grande de la plaza, uno de sus voceros indicó que "a nosotros las ventas de usados al público no nos han caído, pero los revendedores, que son las concesionarias más chicas, nos han dejado de comprar porque no pueden concretar ventas".

Los datos ponen de relieve que el mercado de la venta de automotores en Mendoza está considerablemente deprimido, a pesar de que a la comercialización de los 0 km les va mejor.

La diferencia se debe a que el precio relativo de los automotores nuevos es menor al de los usados, indican las agencias. "Los 0 km se venden mejor que los usados, ya que la gente los prefiere porque estos tienen precios más convenientes. Sin embargo, en nuestra agencia los vendemos porque bajamos los precios, lo que no ha sucedido en el caso de las agencias más chicas ya que aún conservan los mismos precios", enfatizó el vocero de Mediterráneo.

Desde Sur France dijeron que "en general los precios de los usados han mantenido su valor a pesar de que hay algunas bonificaciones". Por su parte, Ricardo Medrano, de Sur Automotores, indicó que "los precios de los usados han quedado arriba respecto a los nuevos".

A fines de diciembre el presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), Alberto Príncipe, había pronosticado esta situación: "Las importantes bonificaciones en el mercado del 0 km están repercutiendo en el usado, por lo que éstos se tendrán que readaptar a los nuevos precios de los 0 km".

Pero lo cierto es que actualmente aquellas concesionarias que adquirieron vehículos tiempo atrás para venderlos hoy tendrían que comercializarlos a un precio menor si es que realmente quieren colocarlo en la plaza.

De esta manera no es el plan oficial el que ha estimulado relativamente las ventas de los 0 km. "El plan del gobierno ha contribuido a ganar nuevos clientes pero no por el plan en sí sino porque a los interesados que han concurrido a las concesionarias se les ha ofrecido los propios planes que son más más conveniente", resaltaron desde Sur France.

Antes de que el mercado automotor se resintiera por los efectos de la crisis internacional, los usados más demandados en la plaza eran los que cotizaban cerca de los $ 40.000, mientras que al día de hoy los que más se demanda son los de rango medio que cotizan entre los $ 20.000 y $ 30.000, indican las agencias locales.

Al respecto desde Mediterráneo advirtieron que "lo que más cuesta vender son los vehículos semi usados (los de menos antigüedad), ya que hoy cotizan caro en relación a los 0 km".

Al momento, la compra de vehículos no resulta una inversión atractiva, indican las concesionarias. En este sentido, Medrano dijo: "Las compras son por necesidad y no para conservar el valor del dinero". Por su parte el vocero de Mediterráneo señaló que "la gente compra automotores como herramienta de trabajo o porque no quieren atrasarse con los modelos".

Para reactivar el mercado, Medrano advirtió que una posibilidad podría ser que los intereses financieros de los préstamos prendarios sean más bajos. Este agenciero resaltó que los bancos continúan ofreciendo el mismo mecanismo de financiación que antes de la crisis, aunque a mayor costo: 60 cuotas fijas, en pesos y al 32% anual de interés.

Aún esta alternativa es más convenientes que la del plan oficial ya que éste último tiene cuotas que pueden variar en función del valor del vehículo, indican las concesionarias.

Comentá la nota