Todas son alegrías en la economía K

Después de haber admitido que la actividad económica entró en recesión a mitad de 2009, el INDEC ahora asegura que cerró el año con una espectacular recuperación. Según sus cálculos, la economía creció en noviembre un 2,2% respecto de igual mes de 2008, cuadruplicando el ritmo de expansión de octubre. El dato se conoció al mismo tiempo que la inflación de diciembre, mientras los técnicos nucleados en el gremio opositor ATE volvían a protestar contra la manipulación de las estadísticas oficiales.
Los datos cambian según la fuente que se tome. Mientras la presidenta Cristina Fernández ya adelantó que en todo 2009 la economía logró crecer un 0,9% pese a la crisis, las consultoras privadas y los centros de estudios independientes afirman que en realidad se contrajo. Sostienen que el producto cayó del 1,5 a 4 por ciento.

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), que se difundió ayer, es un indicador que el INDEC publica con sólo dos meses de atraso (bastante menos que el PBI) y que funciona como adelanto del informe trimestral de evolución de la actividad. Por eso, para que se confirme el adelanto de Cristina, el INDEC deberá informar un crecimiento económico interanual de 5% para el mes de diciembre.

Siempre según la información oficial, en julio del año pasado la economía tuvo una caída de 1,5% y luego inició su recuperación. La recesión igual llegó porque hasta el cuestionado organismo aceptó que el segundo y el tercer trimestre tuvieron caídas interanuales en la actividad, como coletazo de la crisis mundial.

En agosto de 2009 el INDEC dio cuenta de un saldo neutro, en septiembre de una suba del 0,4% y en octubre del 0,6 por ciento. En el último bimestre ya registró saltos: del 2,2% en noviembre y del 5% en diciembre, según lo implícito en el adelanto presidencial.

Desde la semana próxima, el INDEC comenzará a difundir los datos finales de 2009 de los distintos sectores de la economía. En noviembre se había percibido una recuperación en la industria de casi el 4 por ciento, liderada por el sector automotor, que luego de un año de caídas ininterrumpidas tuvo un avance de 32,4 por ciento.

También luego de doce meses, las exportaciones volvieron a crecer (1 por ciento) y las importaciones redujeron a la mitad su ritmo de caída (-12 por ciento).

La construcción –otro sector de peso en el empleo y en la actividad– tuvo, de acuerdo al INDEC, una mejora de sólo el 0,4% en noviembre. Su saldo anual se mantuvo en terreno negativo, con un 2,1% de caída. Donde se sintió el golpe más duro fue en la cantidad de ocupados, por tratarse de un sector con gran cantidad de trabajadores informales.

Comentá la nota