Toda Latinoamérica saludó la decisión

Numerosas voces latinoamericanas expresaron su satisfacción por la decisión de ayer de la OEA sobre Cuba. El presidente venezolano, Hugo Chávez, la calificó como un "gran triunfo" aunque alcaró que "no es suficiente, es sólo el punto de inicio de una nueva era, porque la OEA está allí con sus mecanismos intactos, el imperialismo intacto", declaró.
"Es necesario conformar una organización de países latinoamericanos y caribeños", insistió el presidente venezolano, en declaraciones a la televisión estatal.

El ministro boliviano de Desarrollo, Noel Aguirre, calificó como "un acto de justicia" la readmisión de Cuba. El funcionario del gobierno de Evo Morales aseguró que "es simplemente un acto de justicia, y que uno sepa Cuba es parte de América y en justicia le corresponde estar en la OEA como a cualquier otro país". Lo mismo proclamó Paraguay.

Jaime Bermúdez, el canciller de Colombia, un país que a diferencia de los dos anteriores ha sido un fuerte aliado de EE.UU. en la región,consideró que la medida "es un paso enorme". Es "algo histórico y fundamental. Esto ha sido un paso enorme que ha dado la OEA, que la fortalece, que habla bien de la organización y (...) habla muy bien de la actitud de todos los países participantes".

Fander Falconi, canciller de Ecuador, dijo que "con esta resolución se está saldando cuentas con la historia''. Y su par de Chile, Mariano Fernández, pidió "valorar la decisión de EE.UU. para acompañarnos en esta resolución''.

Comentá la nota