Toda la expectativa está en las cifras

El director de Escuelas bonaerenses, Mario Oporto, destacó la “buena predisposición” para el diálogo en la paritaria, pero advirtió que no están en condiciones de llegar al 20 por ciento. La pauta que se fije en ese marco será indicativa para las provincias.
Empezaron contactos informales entre dirigentes y funcionarios para llegar el lunes a la paritaria nacional docente. “Hay buena predisposición”, repiten las partes, pero sin precisar montos. El director general de Escuelas bonaerenses, Mario Oporto, anticipó que no está en condiciones de otorgar un aumento del 20 por ciento. “Esa cifra está totalmente descartada. Hay muchos gobernadores que no pueden aumentar absolutamente nada”, dijo el responsable del mayor sistema educativo del país. El martes, una vez conocida la pauta que fijará la paritaria nacional, Oporto se sentará a negociar con los gremios provinciales.

Oporto destacó que hay que “defender el salario docente y lo vamos a tener que hacer con mucha responsabilidad, sabiendo que este año no es como el año pasado. La primera responsabilidad es asegurar el pago de salarios durante todos los meses”. Recordó que “en 2008 con el gobernador Daniel Scioli tomamos una decisión muy importante y arriesgada, que fue aumentar salarios”. Puntualizó que “en el segundo semestre de 2008, los maestros bonaerenses recibieron un 40 por ciento de aumento, además de otras inversiones, como triplicar infraestructura y duplicar la capacitación. Eso es un esfuerzo muy grande de la provincia, lo que significa que el 35 por ciento de todo nuestro presupuesto va a la educación”.

El ministro bonaerense prefirió no dar porcentajes de aumento, pero trascendió que la oferta de mejora salarial que propondrá la administración provincial rondará el 14 por ciento, a pagar en dos cuotas, un 10 por ciento desde el 1º de marzo y un 4 a partir del 1º de agosto.

Por su parte, Mirta Petrocini, presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), dijo estar “expectante” de la negociación, pero advirtió que si el monto que se dejó trascender se ubica en ese porcentaje, el Frente Gremial no lo aceptará “porque está lejos de lo que se pretende”. La dirigente remarcó que “serán los docentes quienes acepten o no la oferta salarial que pueda efectuar el Ejecutivo provincial”, pero adelantó que si el ofrecimiento es del 14 por ciento, será rechazado. Los gremios aspiran a un incremento del orden del 20 al 25 por ciento en el sueldo básico de un docente a cargo de grado.

Comentá la nota