Toda la carne en la elección

El gobernador admitió que en las legislativas se juega el rumbo de su gobierno. "Acá hay dos opciones: o volvemos al pasado o miramos hacia el futuro", expresó, y le respondió a Reutemann, quien le había dicho que se dedique a gobernar.
Hermes Binner admitió ayer que en las elecciones del 28 de junio estará en juego el cambio en Santa Fe. "Acá hay dos opciones: o volvemos al pasado o mirarmos hacia el futuro", dijo el gobernador. Y explicó que "no es lo mismo para la provincia llevar al Senado de la Nación a representantes que defiendan esos cambios positivos en Santa Fe como su candidato, Rubén Giustiniani que tener a otros que defiendan el pasado. "¿Y quién representa el pasado? ¿Carlos Reutemann?", le preguntaron. "No tenga ninguna dudas", contestó Binner que de paso rechazó las chicanas de Lole que le pidió que "se dedique a gobernar" y deje de hacer campaña para Giustiniani. "Yo soy un hombre político. Obviamente, gobierno para todos los santafesinos, pero no puedo dejar de expresar lo que pienso. Me parece que es lo más transparente posible. No soy de los que dicen: 'No, a mí no me interesa. Yo no sé. Nadie me dijo nada'. Yo estoy presente. En la vida siempre me he jugado y me juego siempre porque creo que esa es forma de definir las cosas, jugándose", le retrucó el mandatario.

Binner tomó con ironía las sospechas que agitó Reutemann la semana pasada cuando deslizó que tenía miedo que le roben votos y la elección en la provincia. Y le recomendó poner fiscales en todas las mesas. "Esta es una elección nacional, hay una empresa española contratada para hacer el escrutinio. Y si alguien tiene alguna sospecha tiene que hablar con el gobierno nacional", recomendó el gobernador.

¿Cree que puede haber fraude en estas elecciones? le preguntó un colega.

Siempre la sospecha está dando vueltas, de manera que es lógico que todos estén prevenidos. Pero si usted tiene fiscales en todas las mesas como tenemos nosotros esa es la mejor garantía para que los números sean correctos contestó Binner.

Reutemann dijo que el socialismo está llevando una campaña muy agresiva.

Deme un ejemplo.

Le pregunto a usted.

Lo único que decimos nosotros es lo que ha hecho cada uno (en su trayectoria política). Y no lo decimos en tono agresivo. Ahora, si usted dice: '(Reutemann) privatizó el Banco de Santa Fe', se enojan porque hay una campaña sucia. Entonces, ¿qué quieren? De nuestra boca, no van a escuchar nunca una agresión, ni una palabra fuera de tono.

¿Qué se juega en las elecciones del 28 de junio?

Si confirmamos la defensa del cambio que se está llevando en Santa Fe. Acá hay dos opciones: o volvemos al pasado o miramos hacia el futuro. Pregúntele a los jubilados si están mejor ahora o estaban mejor antes. Pregúntele a las maestras si están mejor ahora o estában mejor antes. Pregúntele a los trabajadores que han ido a buscar salidas y soluciones (a los conflictos) al Ministerio de Trabajo, como es el trato ahora y como era antes. El Senado nacional es el espacio que se reservó a las provincias en el Congreso porque son preexistentes a la Nación. Entonces, llevar al Congreso a representantes de Santa Fe que defiendan estos cambios positivos no es lo mismo que tener a otros defiendan el pasado.

¿Quién representa al pasado? ¿Reutemann?

No tenga dudas planteó Binner.

La senadora Roxana Latorre dijo que usted es un candidato testimonial porque hace campaña y no se presenta en la elección del 28 de junio.

No, testimonial es estar en la lista y después no asumir retrucó Binner. Otro directo para Reutemann, que inventó las candidaturas testimoniales hace ya 14 años, en las elecciones de 1995, cuando era gobernador en ejercicio, senador nacional electo y se postuló como primer candidato a diputado provincial en la misma boleta que llevaba como candidato a gobernador a Jorge Obeid y nunca ocupó esa banca en la Legislatura santafesina.

"Hago campaña porque soy un hombre político y digo lo que pienso. Obviamente, gobierno para todos los santafesinos pero no puedo dejar de expresar lo que pienso. Me parece que es lo más transparente posible. No soy de los que dicen: 'No, a mí no me interesa. Yo no sé. Nadie me dijo nada. No quiero saber nada, no me interesa'. Yo estoy presente, en la vida siempre me he jugado y me juego siempre porque creo que la forma de definir las cosas es jugándose", concluyó Binner.

Comentá la nota