Los títulos públicos concentran el 62,8% de fondos de la Anses

Los títulos públicos emitidos por el Gobierno y entes estatales concentran 62,8 por ciento de la estructura de inversión del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del Sistema Integrado Previsional Argentino, un recurso que asciende a 135.972 millones de pesos, informó hoy la ANSES.
El organismo señaló que con los datos de noviembre, "la cartera del FGS acumula un crecimiento del 35 por ciento en los primeros once meses del año y de 38 por ciento desde el inicio del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA)", con una variación mensual de 0,75 por ciento.

La ANSES precisó que el monto total de activos en la cartera del FGS se ubicaba al 30 de noviembre de 2009 en 135.972 millones de pesos. "El incremento en la cartera es consecuencia de una estrategia de inversión destinada a consolidar la participación en el mercado de capitales local, durante un periodo de significativa revalorización de los activos domésticos", dijo la ANSES.

En relación con la composición de la cartera de inversiones, al 30 de noviembre, la ANSES señaló que "los títulos públicos -emitidos por la Nación y entes estatales- tienen una participación de 62,8 por ciento, seguidos por acciones y títulos privados, con 11,4 por ciento.

Estas inversiones son secundadas por los depósitos en plazos fijos (7,1 por ciento) en entidades bancarias, entre las cuales son las más beneficiadas Banco Macro (+17,3 por ciento), Grupo Financiero Galicia (+12,7), Banco Hipotecario (12,4) y Banco Provincia de Buenos Aire (10,9).

Además, los fondos están invertidos en proyectos productivos o de infraestructura (6,1 por ciento), títulos valores extranjeros (4,9 por ciento), fideicomisos financieros (3,1 por ciento) y fondos comunes de inversión (1,6 por ciento).

La ANSES amplió que el principal tipo de inversión son los títulos públicos -99 por ciento nacionales y 1 por ciento emitidos por entes estatales- entre los que se destacan los Bonos Cuasi Par Fondo de la República Argentina, los Bonar con vencimiento en 2016 y los Bonar con vencimiento en 2014.

Comentá la nota