El titular de la CGT Regional habló sobre las denuncias por maltrato a empleados Arena: "A la gente la están presionando mucho y se está empezando a cansar"

El dirigente gremial dijo que en el último mes y medio creció "muchísimo" la cantidad de denuncias. Entre los malos tratos incluyó el no pago de horas extra, los atrasos en los sueldos y las "mentirosas" medias jornadas. Pidió que los sindicalistas "no se desgasten con la política" y se esfuercen en la defensa de los trabajadores.
Días pasados, miembros de la CGT radicaron una denuncia ante la delegación regional del Ministerio de Trabajo por supuestos maltratos sufridos por empleados olavarrienses en dos empresas locales. Al evaluar la situación actual, más allá de las cuestiones de esos casos puntuales, Miguel Arena, titular cegetista regional, definió que "lamentablemente, es algo que se está generalizando. A la gente la están presionando mucho y se está empezando a cansar. Entonces, cuando un empleado se rebela, se enoja o algo por el estilo ante estas injusticias, muchas veces termina siendo despedido".

El dirigente gremial aclaró que "ya estábamos presentando denuncias por estos motivos, pero ahora también las hacemos públicas para que no parezca que la CGT no hace nada". Y admitió que suele pedir a sus pares "que no nos desgastemos con las cosas de la política" y reclamar esfuerzos concretos en defensa de los trabajadores.

Arena dijo que los maltratos ya representan "una situación bastante generalizada" y anticipó que "además de los dos casos que presentamos ante el Ministerio de Trabajo (empresas Avanti S.A. y Magic Star), ya tenemos en carpeta una denuncia contra una agencia de remís que funciona aquí en la ciudad, que tiene prácticamente a todos sus trabajadores en negro".

Enseguida comentó que "estamos recibiendo muchísimas denuncias, lo que pasa es que como hay pocos inspectores en la delegación regional, nos tenemos que ir basando en denuncias y presentaciones. Lo que nosotros pretendemos es que el Ministerio de Trabajo pueda acudir a esos lugares y pueda constatar los hechos que nosotros estamos denunciando".

Desde su visión, en los últimos meses se produjo un quiebre respecto de la cantidad de casos. "Es evidente que ahora se están haciendo muchas denuncias. Antes también se hacían, pero eran asuntos esporádicos, por hechos puntuales", diferenció. Respecto del accionar de la CGT al momento de recibir la queja de algún trabajador, Arena aclaró que "cuando hay un gremio de por medio, intentamos comunicarnos con los dirigentes sindicales correspondientes para ponerlos al tanto de la situación. Pero a veces hay casos donde los representantes gremiales de los trabajadores están en Capital Federal, vienen a la ciudad de vez en cuando y estos hechos están ocurriendo todo el tiempo".

Entonces añadió que "en esos casos actuamos directamente en defensa del trabajador, y lógicamente una vez que lleguen los representantes del gremio hablaremos con ellos para informar los casos que se registraron y los detalles de la presentación que realizamos ante las autoridades correspondientes. No es nuestra intención meternos en un ámbito que no nos corresponda".

Al contextualizar la problemática, Arena aseguró que durante los últimos dos meses los miembros de la CGT recibieron "muchísimas" denuncias de trabajadores, que se quejan por maltratos o inadecuadas condiciones laborales. "Lo que pasa es que a la gente la están presionando mucho y se está empezando a cansar. Entonces, cuando un empleado se rebela, se enoja o algo por el estilo ante estas injusticias, muchas veces termina siendo despedido".

Y también admitió que en la CGT "hemos cambiado el hábito: seguimos haciendo las denuncias que antes hacíamos, pero ahora también las hacemos públicas. Porque si no lo hacemos público, parece que la CGT no está haciendo nada. Y la realidad es que hemos presentado varias denuncias. Queremos que la gente sepa que en Olavarría hay muchos patrones que muestran determinada imagen, pero en la práctica explotan a los trabajadores".

El titular del Sindicato de Seguridad subrayó que la delegación regional del Ministerio de Trabajo "nos está dando una gran mano". Y puntualizó que "lo que nosotros necesitamos es que corroboren si tenemos razón en el planteo que nosotros estamos haciendo. Porque por más denuncias que hagamos, si esos expedientes se cajonean, no sirven para nada. En estos últimos casos, el doctor Eduardo Cataldi ha tomado las audiencias en persona. Y eso es algo que nos reconforta, sin desmerecer al resto del personal que trabaja en la dependencia. Si él se pone al frente de esta situación, es porque sabe que este tipo de cosas están ocurriendo".

Entre los casos de maltrato, Arena incluyó el no pago de horas extra, retrasos en los sueldos y "mentirosas" medias jornadas laborales. "Hay algunos empresarios que están muy equivocados en su accionar: no declaran a sus empleados como deberían. Y cuando uno logra llegar con una inspección, en la que se les da la posibilidad de comenzar a blanquear al personal, vuelven a tomar un camino equivocado: buscan meter miedo, intentan perseguir a quien ha pasado la información y echan a uno o dos empleados".

"Por eso yo les digo a los compañeros que no nos podemos desgastar con las cuestiones políticas. Si bien a todos nos gusta hacer política, los que estamos en la CGT tenemos que poner todo nuestro esfuerzo para poder ayudar a los trabajadores. Y cuando el empleado que viene a denunciar algún maltrato pertenece a otro sindicato, nosotros tenemos que ir a ese gremio y decir 'procedé, porque si no vamos nosotros'. Porque las denuncias están y alguien tiene que atenderlas", afirmó.

Comentá la nota