El titular de la Fruta advirtió que no permitirá más bloqueos en las rutas.

Alcides Camejo dice que el lunes logró que se despejaran los caminos para que pasara el transporte frutícola.
Alcides Camejo, secretario del sindicato de la Fruta de Entre Ríos, pidió al sector rural que prevalezcan las instancias de diálogo ante el conflicto que mantienen con el gobierno nacional y amenazó con que, de cumplirse una nueva instancia de paro y cortes de ruta, "voy a ir las veces que sea a exigir que liberen las rutas y a defender a los trabajadores de mi sector", dijo.

El lunes, durante la semana de paro agrario, Camejo acompañado por unos 80 trabajadores llegó hasta el piquete de ruralistas en la ruta 14 a la altura del kilómetro 53 y logró liberar una mano de la autovía. La presión de los camioneros hizo que los choferes de los vehículos que estaban cruzados en la ruta 14 retiraran sus vehículos para buscar un camino alternativo.

Camejo se acercó a UNO para dar su versión de los sucedido: "Vamos a ir las veces que sean necesarias a liberar las rutas, pero por favor, es necesario que no haya más cortes", dijo, y solicitó que se mantengan las instancias de diálogo entre el Gobierno y el campo para que el conflicto se resuelva.

En estos momentos cerca de 30.000 trabajadores se encuentran en las provincias de Entre Ríos y Corrientes trabajando para trasladar la fruta a los puertos y de ahí a los mercados del mundo.

Por los bloqueos que el sector rural realizó la semana pasada en las principales rutas: "Los trabajadores temen quedar sin trabajo", señaló Camejo y a modo de ejemplo señaló que "la mandarina es la más delicada de las frutas y si tiene que soportar cuatro, cinco o seis horas al rayo del sol, con el calor y demás, se pudre". Dado este contexto, ante este horizonte los empleadores "dejarían de cosechar y comenzarían a despedir gente, algo que nosotros no vamos a permitir, por eso es que nos presentamos la semana pasada para pedir que dejen pasar a los camiones con fruta", señaló.

El gremialista aclaró que nunca estuvo a favor de los cortes de ruta. "En 2008 los trabajadores del sector perdieron 80 días de trabajo y en nuestra actividad los trabajadores se desempeñan como jornaleros, y si trabajan hoy, mañana comen y lo que se pierde no se recupera", sostuvo y recalcó que la zafra tiene una temporada: para setiembre se corta y la exportación, un 80%, se termina.

"Es injusto que un grupo de gente se crea dueño de la ruta. Con los cortes pierden todos y hay muchas otras formas de reclamar sin perjudicar al resto de los ciudadanos", señaló.

Camejo señaló que "el sábado, en el corte de Gualeguaychú había una médica que intentaba que dejen pasar a una chica descompuesta y no lo permitieron. Me dio mucha impotencia y bronca, por eso volví el lunes". En el corte "les dije que los acompañaba a reclamar a la plaza o al puerto si querían, que sea ahí que decidan quién pasa o no. Pero no coartando la libertad del resto de la comunidad", señaló.

Situación del sector. "Cuando pierde un mercado la Argentina, como puede ser el caso del citrus, hay muchos otros países que están esperando para poder comercializar. Entonces, analizando esto uno entiende que a los ruralistas no les interesa que queden miles de trabajadores en la calle", dijo Camejo. El sindicato de la Fruta en Entre Ríos y Corrientes cuenta con 13.000 afiliados. En otro contexto, el gremialista se mostró animado por el aumento salarial del 30% conseguido en las últimas horas para el sector: "Un trabajador de la fruta hoy, con el 30% de incremento logrado, cobra por ocho horas diarias 67,28 pesos", indicó.

Número

80 Son los días que Alcides Camejo afirma que se perdieron durante los cortes de ruta ocurridos en 2008.

Comentá la nota