El titular del PEP estará en la cumbre América del Sur-África para afirmar la cooperación bilateral

El gobernador Gildo Insfrán se encuentra ya en la isla Margarita donde ayer y este domingo se desarrollará la II Cumbre Africa-América del Sur que aspira lanzar propuestas concretas de cooperación y para avanzar en la apertura de relaciones bilaterales en lo que se denomina Sur-Sur que abre numerosas e insospechadas expectativas entre dos regiones del mundo que mucho pueden intercambiar en materia de energía, turismo y alimentos entre otros temas.
Reveló el mandatario -quien integra la delegación de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner- que luego de las provechosas jornadas en Nueva York y en Pittsburgh- donde participó de la Asamblea General de las Naciones Unidas y de encuentros centrales que tienen que ver con el mundo que viene a partir de nuevos modelos de multilateralidad - que esta Cumbre América del Sur-África se lleva a cabo en Nueva Esparta y significa el paso de la teoría a la práctica en la cooperación Sur-Sur entre estas dos regiones separadas por el océanos aunque unidas por la voluntad de quienes buscan alternativas para que haya cambios sustanciales que promuevan el desarrollo humano.

Energía, minería, agricultura, salud, turismo, ciencia y tecnología

Entre los temas que abordan los mandatarios presentes se relacionan con la energía y minería, agricultura, salud, turismo y ciencia y tecnología, revelándose que existen ya varios proyectos de cooperación concretos como la producción de medicamentos, el estímulo de la agricultura o la creación de una comisión energética para una mejor distribución de estos recursos.

Se estima que esta cumbre marcará además un paso esencial en la apertura de África hacia el mundo porque ya ha avanzado hacia China e India y desde hace un tiempo lo está llevando a cabo con América del Sur a tal punto que los países africanos han abierto nuevas embajadas la región permitiendo que la denominada cooperación Sur-Sur se está fortaleciendo.

Se destacó que los tres países sudamericanos que más han proyectado su relación con África son Brasil, Argentina y Venezuela, indicándose que nuestro país para el que África representa 3,5 por ciento de su comercio total, ha vendido a Sudáfrica, Angola y el norte africano productos por más de 3.000 millones de dólares anuales, con una balanza ampliamente superavitaria tras colocar más de 2.000 millones de dólares en bienes agropecuarios, principalmente sojas, aceites, cereales y lácteos.

Se estima que Sudáfrica, solamente, podría abastecer de 25.000 productos si Argentina dejase de comprarlos a otros proveedores. Además, se calcula que África representa ya siete por ciento del comercio exterior de Brasil, cuyo intercambio con ese continente pasó de 5.000 millones de dólares en 2002 a casi 26.000 millones en 2008, según su Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, principalmente por ventas de alimentos y manufacturas.

Capacitación para biocombustibles

Desde que Lula da Silva llegó a la Presidencia de Brasil en 2003 su país ha invertido más de 4.000 millones de dólares en la agricultura africana y ha invitado a sus socios de ese continente a la siembra y capacitación para producir biocombustibles mientras que el comercio de Venezuela con África es mínimo, porque exporta petróleo, del que se encuentra cada vez más en el subsuelo africano, e importa maquinarias, equipos y alimentos que son suministrados sobre todo en el hemisferio.

Comentá la nota