Tironeos por Aerolíneas

Los bonistas que quedaron afuera del canje de la deuda (hold outs) esperaban ayer tomar conocimiento de la respuesta del Gobierno argentino sobre su intento de embargar activos de la Argentina. "Ya tenemos una respuesta preparada para presentar al juez Thomas Griesa", señalaron.
El planteo de los bonistas es porque Gobierno presentaba ayer un descargo al juez Griesa, que nuclea todas las causas en Estados Unidos contra el país, desestimando una nueva demanda aparecida hace unos diez días, cuando los bonistas volvieron a la carga para pedir el embargo de Aerolíneas.

En abril, Griesa ya se había expedido sobre otro intento, en aquel caso de dos fondos buitre, para embargar activos de la línea aérea reestatizada. Griesa, en ese momento, dictaminó que Aerolíneas "es una entidad argentina con estatus jurídico independiente", por lo que este reconocimiento implicó que sus activos no podían ser tomados por los acreedores.

Ahora la presentación fue de pequeños bonistas, representados por el estudio Sirota, quienes a través de una vuelta de tuerca a la causa lograron el sí de Griesa para considerar nuevas pruebas.

Si bien hay una ley de expropiación de Aerolíneas, ese proceso no se ejecutó, y las acciones de la línea aérea siguen siendo propiedad del español grupo Marsans. Pero los bonistas argumentan que la ley ya fue sancionada, y por eso su presión. "Nuestra opinión es que es claro que luego de la renacionalización de Aerolíneas, que es un negocio comercial, los activos comerciales de esa empresa en los Estados Unidos pueden ser capturados para satisfacer el pago de la deuda de la República Argentina". aseguran.

Comentá la nota