Tiro a contramano en la ofensiva del Suoem

Cuando aún mantiene un frente de conflicto abierto con la intendencia, al gremio de los municipales se le declaró un foco de incendio puertas adentro.
Ayer, Ariel Quiñone, el delegado de alto perfil del área de Recursos Tributarios, cuestionó duramente al conductor del Suoem, Rubén Daniele, y lo criticó por la manera en la que viene manejando el conflicto que ya lleva un mes.

"El acuerdo político entre Daniele y Juez perjudica a los empleados municipales", disparó Quiñone, quien encarna a un sector interno –minoritario– que se opone a la cúpula del Suoem. De hecho, en las últimas elecciones, compitió con Daniele por la secretaría general, pero fue vencido por una gran diferencia (83 por ciento de los votos).

El dato nuevo es que, cumplido más de un mes de conflicto entre el gremio y el Ejecutivo municipal, la voz de Quiñone es la primera disidente que se escucha desde el colectivo de los empleados. Según denunció, "los trabajadores son rehenes del feroz enfrentamiento que mantiene Giacomino, el ex Intendente y el Secretario General del Suoem".

"Nunca se ha vivido tanto desconcierto como el que estamos viviendo los trabajadores. Necesitamos la posibilidad inmediata de llegar a un acuerdo", instó. "Esta es una cuestión política y nosotros pasamos a pagar los platos rotos de una pelea política en la que no queremos participar", agregó.

Daniele confundido. "No lo entiendo, no le puedo contestar", fue lo primero que respondió el líder del Suoem sobre los dichos de Quiñone. "Proponemos una nueva forma de protesta, jamás escuché que relacionen una cosa con la otra. Tengo la conciencia tranquila", agregó, negando la acusación de que su supuesta sociedad con Luis Juez lo llevó a estimular el conflicto en el Palacio 6 de Julio.

Comentá la nota