Tinogasta: El fondo sojero, un aliciente para obras comunales

Tinogasta. El fondo proveniente de la soja no era esperado pero "fue gratamente sorprendente" para el municipio, según dijo el secretario de Gobierno Mario Quintar ya que actualmente las partidas no alcanzan siquiera para mantener los servicios mínimos, mucho menos para encarar las obras que están pendientes y que en este primer semestre del año fue imposible cumplir.
En el primer mes la comuna recibió 106 mil pesos y ya definen las inversiones que realizarán con esos recursos. Es que al margen de la continuidad de la obra de cordones cunetas -para la que se contaba con material-, la obra pública sufrió un parate del que aún no se recupera. Ahora con este fondo sojero, el intendente Simón Quintar tiene apuntada una serie de obras que se van a ir desarrollando. "La primera obra que se hizo corresponde a una necesidad muy sentida del barrio 32 viviendas, Cooperativa de Santa Rosa, la apertura de calles, la ampliación de agua potable y un proyecto de enripiado en el ingreso a Los Palacios; pero hay otras obras que se tiene pensado invertir y hay proyectos referidos a mejoramiento de viviendas", informó el secretario Quintar.

Desde la comuna señalaron que el primer mes ingresaron 106 mil pesos y que si bien "no es un monto para decir que se van a hacer las grandes obras, sí estamos seguros que nos dará soluciones a pequeñas obras que la gente está pidiendo".

Para tener una magnitud del ahogo económico del municipio, en Tinogasta hace por lo menos 4 meses que no se compran luminarias nuevas para reponer las que se van quemando. En un relevamiento realizado por Obras Públicas se dieron cuenta de que para mejorar el servicio necesitarán reponer alrededor de mil lámparas. En cuanto a la reposición de luminarias, Quintar sostuvo que "el municipio está analizando cómo hará para conseguir fondos para hacer el recambio".

Comentá la nota