Tineo pedirá a empresarios que eviten las suspensiones

La UOCRA informó que las empresas dispusieron reducir la jornada laboral para hacer frente a la crisis. El ministro Javier Tineo se reunirá hoy con la Cámara de la Construcción
La delegación La Rioja de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) informó ayer que las empresas constructoras dispusieron reducir la jornada laboral de los trabajadores como una forma de reducir los costos ante la crisis que afronta el sector.

Así lo aseguró el secretario general de la UOCRA La Rioja Nicolás Maldonado, quien indicó que la Cámara de la Construcción informó al gremio sobre las medidas adoptadas por las constructoras.

Maldonado dijo que las empresas dispusieron reducir la jornada laboral de los trabajadores del sector al tiempo que advirtieron al gremio que si la situación no mejora tampoco se descarta la paralización total de las obras en ejecución.

"Esto no hace más que corroborar lo que nosotros venimos planteando desde hace tiempo. La crisis del sector por la paralización de la obra pública y la consecuente mano de obra desocupada que sufren los compañeros trabajadores", afirmó Maldonado.

El titular de la UOCRA indicó que el martes próximo se llevará a cabo una audiencia de conciliación en la Subsecretaría de Trabajo donde el gremio, la Cámara y las empresas analizarán la situación para ver cómo se puede afrontar la crisis.

Maldonado reiteró que son aproximadamente unos 2.500 los trabajadores que hoy están desocupados.

Audiencia

El ministro de Infraestructura Javier Tineo convocó para hoy a las 13 a una reunión a representantes de la Cámara de la Construcción para buscar una salida que permita evitar las medidas que afecten a los trabajadores.

Una alta fuente del ministerio adelantó que se buscará interceder ante las empresas para evitar las anunciadas suspensiones, mediante la activación de distintos mecanismos.

Asimismo, el ministro recibirá mañana a representantes de la UOCRA para analizar esta cuestión.

Por otra parte, está previsto que la semana próxima, alrededor de martes o miércoles, el ministro Tineo junto a los empresarios y los gremialistas viajen a Buenos Aires para entrevistarse con el subsecretario de Vivienda de la Nación, Luis Bontempo, para gestionar los fondos nacionales que permitan solventar las dificultades que atraviesa el sector.

La situación es complicada, pero las posiciones podrían acercarse. Maldonado admitió que actualmente las constructoras deben afrontar altos costos con el agravante de las deudas que aún se mantienen por el pago de las certificaciones de obras.

Para ejemplicar la situación, el gremialista recordó que las empresas están trabajando con valores de 2005 cuando los costos salariales se han incrementado. "En 2005 se pagaba 2,5 pesos la hora de trabajo. Hoy la hora de trabajo cuesta 9,26 pesos", comentó.

Comentá la nota