Tigre no tiene la copa pero sí agua

El jefe de Gabinete, Sergio Massa, brindó por poder "vencer la cultura de la resignación" y "romper la condena del miedo a la contaminación".
El jefe de Gabinete afirmó que la inversión pública permite a la Argentina "igualar para arriba" y "mejorar las condiciones de vida de los que peor viven", al inaugurar una red de agua potable en el partido bonaerense de Tigre.

Massa llamó a vencer "la cultura de la resignación" y dijo que "el pavimento, el agua corriente y las cloacas mejoran condiciones sanitarias, pero además igualan para arriba". Fue justo a pocos días de que el equipo de fútbol local debiera resignar el título del torneo Apertura, ante Boca en el triangular.

En un acto realizado en el barrio de Las Tunas, el jefe de los ministros inauguró la primera etapa del plan "Agua más Trabajo", que abastecerá de agua potable a 6.000 vecinos.

Massa destacó el esfuerzo de los vecinos que, organizados en cooperativas de trabajo, ejecutaron las obras de provisión de redes.

"Logramos romper con la condena del miedo a la contaminación, con decisión e inversión, ganas, más esfuerzo compartido, que pone fin a una injusticia", agregó.

Al poner en marcha la red, Massa se dirigió a la casa de una de las vecinas más antiguas del barrio y llenó una jarra con agua potable para brindar junto a los vecinos.

El acto tuvo lugar pasadas las 11 en la calle Lamarca entre Fleming y Pichincha, en el barrio Las Tunas, y estuvieron presentes el intendente local, Julio Zamora, y el director de AySA, Carlos Ben.

Las obras se iniciaron en septiembre pasado y beneficiarán con el servicio de agua potable a más de 4.500 vecinos del barrio Las Tunas, precisó AySA.

Las instalaciones fueron ejecutadas mediante el "Plan Agua + Trabajo", un programa promovido por el gobierno nacional, que tiene por objetivos mitigar el riesgo sanitario de la población sin acceso al agua potable y propiciar la creación de fuentes de trabajo, mediante la conformación de cooperativas, integradas por desocupados.

Las obras requirieron la instalación de 10.600 metros de cañerías y 1140 conexiones domiciliarias.

Comentá la nota