Tigre Ola de inseguridad en Tigre "¡ Ay, Massita…!

Hace aproximadamente un mes y medio Sergio Massa, intendente de esa comuna, expresó sus deseos de ser candidiato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires en 2011.
De un tiempo a esta parte, la ciudad lindera al delta vive un aumento del delito que está atemorizando a toda la comuna. ¿Casualidad?, ¿connivencia de policías y ladrones?, ¿qué ocurre cuando alguien que perteneció al kirchnerismo se atreve a desafiar su poder?

El mismo Sergio Massa admite sus intenciones de ocupar el principal sillón de la gobernación bonaerense a partir del 2011. Se sabe que su alejamiento –obligado- de la jefatura de gabinete del Ejecutivo nacional y la distancia que ha tomado del oficialismo le puede jugar a favor, sobre todo teniendo en cuenta las intenciones que tiene el intendente de Tigre para dentro de dos años.

Eso es algo que difícilmente caiga bien a Néstor Kirchner, conocedor de la línea abierta que Massa ha entablado con Duhalde y Pablo Bruera, jefe comunal de La Plata. A todos ellos, el "pingüino" los considera traidores. Cree que en Junio pasado no jugaron fuerte a favor del modelo K e hicieron campaña sin él.

La pérdida de poder del matrimonio K y la aparición de un comicio complicado en la provincia de Buenos Aires, abre un mapa político más abierto de cara al 2011. Esa situación obliga a Massa a jugar aún más fuerte en los medios si quiere posicionarse. Más si está dispuesto a pelearle el mismo espacio al actual gobernador.

Lo concreto, más allá de cualquier especulación electoral o de fórmulas, es clara la intención de ex jefe de gabinete de comenzar a trabajar para su candidatura para el 2011. Esas ganas que se hicieron públicas hace poco tiempo y que tiene como objetivo lograr los consensos para encarar un proyecto fuerte en una provincia que se encuentra en una fuerte crisis financiera e inmersa en la violencia e inseguridad diaria.

OLA DELICTIVA

"Los policías no actuaron porque se quedaron dormidos…", palabras más, palabras menos, eso dijo el jefe comunal de Tigre después del asesinato del jóven Santiago Urbani. Fue un tiro por elevación para Daniel Scioli y Carlos Stornelli.

Algunos dicen que es producto de la casualidad, otros, creen que la ola de inseguridad que está viviendo Tigre en los últimos días, quizá tenga que ver con las intenciones electorales de Sergio Massa. Más allá de especulaciones, lo palpable son los hechos de violencia que están viviendo los vecinos del distrito.

¿TIGRE ZONA LIBERADA?

Hace algunos días, conocimos el lamentable asesinato de Urbani. El crimen ocurrió cuando el joven estudiante de musicoterapia, llegó a su vivienda ubicada en Liniers al 1900 en su auto y fue amenazado de muerte por tres ladrones que le exigieron entrar a la casa.

Luego de apoderarse del botín, los delincuentes apartaron al joven, que estaba con su madre y su hermana, y lo ultimaron de un tiro en la cabeza. Los malvivientes escaparon del lugar.

También se difunden a diarios robos en Benavides y Gral. Pacheco. Otra compleja situación, es la que están viviendo en el country Santa Bárbara, donde sufrieron tres robos en los últimos 10 días. El último hecho sucedió hace unas horas, el primero, fue hace dos sábados cuando entraron a la casa de una familia que no se encontraba en la vivienda y la segunda el miércoles pasado, cuando ladrones entraron a otra vivienda aprovechando que había poca gente en la zona porque se jugaba el partido entre Argentina y Uruguay por las eliminatorias del Mundial de Sudáfrica 2010.

La situación en Tigre se complicó de repente y quizás, las razones haya que buscarlas en el complejo entramado político del conurbano bonaerense debido a la rebeldía de su Intendente. Uno de los pocos en sacar los pies del plato.

Comentá la nota