TIGRE 2- GODOY CRUZ 0: Al fin un zarpazo...

Tigre no ganaba desde la primera fecha, pero un día volvió a mostrar sus garras. Gracias a un derechazo de Morel y una contra sobre la hora que empujó Fondacaro, venció 2-0 a Godoy Cruz. Trabajo para Enzo Trossero...
Algún día tenía que llegar. El pozo no podía ser tan profundo. Tigre ganó. Y es noticia. No lo hacía desde la primera fecha, cuando superó a Chacarita por 2-1 como visitante. Y entonces, el alivio llegó a Victoria. Todavía falta, claro, porque la campaña es mala. Pero el clima estaba demasiado enrarecido: los autos de Morel y Castaño aparecieron rayados, Matías Giménez fue agredido en un boliche...

Justamente Morel, uno de los apretados, le dio un motivo para sonreir a la gente. Después de un despeje feo, malo, de Salomón, el enganche recibió la pelota en el borde del área y, con la ayuda de un pequeño roce en un defensor rival, puso el 1-0. Hasta ahí, Godoy Cruz era más. Porque llegaba más. Pero le faltó punch, agresividad en el área, contundencia. Y como los partidos se ganan en los arcos, el elenco de Enzo Trossero se fue con las manos vacías. El nuevo entrenador aún no realizó modificaciones sustanciales en el equipo: ya se notará su mano.

Godoy Cruz pudo empatarlo con ese zurdazo de Jara que se fue cerquita del arco de Islas, sobre el final del segundo tiempo. Los mendocinos terminaron con diez, debido a la expulsión de Curbelo, pero así y todo no aflojaron en su búsqueda. No les alcanzó. Y en un contraataque, Pasini se mandó por la derecha y Fondacaro la empujó solito para el 2-0. Y estuvo bien. Fue merecida la victoria de Tigre. Que al fin despertó. Y mostró sus garras.

Comentá la nota