TIGRE "No cualquiera le gana una final a Boca"

A pesar de no haber podido conseguir el título, Martín Morel, figura y goleador, saca pecho por haber vencido al campeón. "Debemos estar orgullosos", aseguró.
De pie, con la frente en alto, con el orgullo de saber que dejaron todo, que estuvieron a tan sólo un gol de conseguir, quizás, uno de los logros más importantes en la historia del fútbol argentino. Así terminaron los jugadores de Tigre, que pelearon todo el Apertura mano a mano con dos grandes equipos como Boca y San Lorenzo. Martín Morel, figura y goleador del equipo, no pudo aportar su cuota de gritos durante el triangular, ésa que llevó a Tigre a lo más alto y a ser temido por varios equipos. Igualmente, el enganche no se bajonea y, ya de vacaciones, se emociona al acordarse del final del Apertura: "Tenemos que estar tranquilos porque el martes jugamos un partido bárbaro. Estábamos convencidos de que lo podíamos ganar, salimos con esa mentalidad y lo hicimos, lástima que no nos alcanzó. Debemos estar orgullosos porque terminamos peleándole y ganándole a un grande". Y sobre el llanto dentro de la cancha agregó: "Las lágrimas de mis compañeros no fueron por la derrota, fueron de bronca, por no haber podido conseguir el título habiendo estado tan cerca. Pero, personalmente, estoy orgulloso de todos".

-¿Creés que ustedes son los campeones morales? La gente pareció sentirlo así durante el partido...

-Sí, seguro. Lo de la gente fue tremendo. Podemos dormir tranquilos porque sabemos que las cosas las hicimos bien. Esta vez no se nos dio, es una pena. Pero estoy seguro de que vamos a seguir peleando.

-¿Duele perder el título contra un equipo al que le ganaron las dos veces que lo enfrentaron en este campeonato?

-Sí, la verdad es que duele perder el título de la manera en que lo perdimos. Pero eso no quita el orgullo que sentimos todos.

-¿Qué le faltó a Tigre para salir campeón?

-Un gol más, nada más.

-En el Apertura 07 también fueron subcampeones, debajo de Lanús ¿Por qué éste se festejó mucho más?

-Esta vez fue distinto. En este torneo tuvimos la chance de pelear mano a mano con dos equipos muy grandes como lo son Boca y San Lorenzo. Además, no cualquiera le gana una final a Boca. Eso nos tiene que dejar felices y por eso los festejos.

-Por lo que demostró el equipo desde que subió a Primera, ¿las responsabilidades cambian?

-Sí, pero eso no quiere decir que tengamos que hacer nada diferente. Debemos seguir trabajando con la misma humildad porque así nos fue muy bien. Esperemos que en el torneo que viene podamos mantener este nivel. Lo cierto es que ahora empiezan las vacaciones y el 8 de enero, cuando volvamos a los entrenamientos, nos pondremos a pensar en todo lo que se nos viene.

-¿El mal rendimiento ante San Lorenzo los hizo salir con otra mentalidad a la final contra Boca?

-Seguro. No podíamos volver a jugar de esa manera. Sobre todo porque el resultado de Boca con San Lorenzo nos dio la oportunidad de tener una nueva chance. Así que teníamos que revertir la imagen que dejamos en la cancha de Vélez. Con Boca debíamos jugarlo a muerte porque lo único que nos servía era ganar. Teníamos que dejar la vida y lo hicimos. Lástima que nos faltó un poquito...

-Hiciste 13 goles en el torneo, fuiste el goleador de Tigre, ¿te faltó alguno de esos goles el martes?

-Y... Hubiese sido lindo convertir pero no se pudo. Por surte sí lo pudo hacer Leandro (Lazzaro) y estuvimos ahí de hacer el segundo, pero no se nos dio. Haber jugado de esa forma es lo que nos tiene que dejar contentos.

-Tras haber sido una de las figuras de este campeonato, ¿te quedás para el Clausura?

-Sí, me quedo.

Comentá la nota