Tigre Acción Comunal denunció el cierre del Tribunal de Faltas

Acción Comunal de Tigre, a través del concejal Ricardo Fabris, denunció la supresión del Tribunal de Faltas municipal.
¿Qué han evaluado respecto de la supresión del Tribunal de Faltas Municipal?

Nosotros en la sesión del día 14 de julio en el Consejo Deliberante, por 13 votos del oficialismo y los aliados de Acción Independiente, decidieron suprimir el Tribunal de Faltas Municipal, un Tribunal que estaba creado desde el año 1986 que justamente tenía las funciones de juzgar las infracciones del Departamento Ejecutivo. Era un organismo independiente y de acuerdo a la ley, la remoción del juez solamente podía ser mediante un método de jury de enjuiciamiento, en el cual interviene el Colegio de Abogados de San Isidro, el presidente de la Cámara Penal y, al no poder utilizar ese procedimiento porque seguramente les resultaría en contra, decidieron acabar con el inconveniente practicando la supresión del cargo. Con un ejemplo médico, sería como si el médico no puede con la enfermedad, mata al paciente para matar a la enfermedad. Esto realmente es una vuelta atrás a períodos anteriores al año 1977. El Intendente Ricardo Ubieto lo puso en vigencia justamente para que la oposición manejara y controlara sus actos de gobierno, y hoy el vecino de Tigre va a ver que cualquier infracción que cometa va a ser juzgada por el mismo q se la impuso. Hay una frase q dice: "Pobre el reo que tenga al juez por instructor", porque quien justamente le busca las pruebas para condenarlo, es el mismo que las va a juzgar, y es evidente que si se trata de la misma persona del intendente municipal se reúne al instructor del sumario con el juzgador, el destino y el patrimonio de los vecinos de Tigre, los derechos q tienen incluso constitucionalmente, seguramente van a ser, por un lado conculcados, se va a permitir que haya un daño hacia los vecinos, y por el otro lado para los vecinos que cumplen, esto va a dar lugar al clientelismo porque es muy fácil para quien manda poner la infracción y levantarla, cuando quede a su arbitrio o antojo -cosa que antes no se podía hacer-. Antes el departamento Ejecutivo imponía la multa y tenía intervención el Juzgado de Faltas, ya el juzgado era totalmente independiente en como juzgar la misma y podía incluso desoír al departamento ejecutivo.

¿En el trámite parlamentario para esta supresión también ustedes vieron una falta de cumplimiento de algunos plazos o que no fue del todo claro?

Realmente esto ha tenido una llamativa celeridad. En primer lugar quiero creer que no hubo una mala intención, pero se pidió a nuestro bloque que la sesión se pasara a la mañana aludiendo que no había temas importantes, esto ocurrió mediante un llamado telefónico a las 8 y 30 de la mañana. Para el momento que se reúne la Comisión de Legislación, ingresa un expediente totalmente desconocido hasta ese momento, pidiendo al supresión del Juzgado de Faltas. Esto ya sería entre las 8 y 30 y 10 de la mañana, hora en que se reúne la comisión, y la mayoría que integra la Dra. Alejandra Nardi, el Dr. Rodrigo Molinos, abogados ambos, la señora Celia Geromel y el concejal Alfredo Di Matteo, resuelven aprobar de una manera acelerada este proyecto del Ejecutivo. Así estaban incumpliendo lo que el reglamento dice, que para ser tratado en la sesión subsiguiente tienen que transcurrir 72 horas antes. Así y todo, pese a nuestra protesta de que el tema ya no podía ser tratado en esa sesión, porque esto ingresó un 8 de julio, el 9 fue feriado, el 10 de julio asueto sanitario, recién había sólo un día hábil antes de la sesión que fue el lunes 13. Luego esto se incorpora a los despachos ingresados para ser tratados, lo cual también merece objeto de repudio porque el reglamento interno pide que tiene que estar cinco días hábiles antes de el despacho para ser tratado en la siguiente sesión. Una ilegalidad contra lo que es el reglamento interno por un lado, pero es una cuestión de forma. Después las otras ilegalidades vienen, no solamente de la supresión, que de acuerdo a lo que dice la ley, una vez que el ejecutivo delegó en el deliberativo la creación de los Juzgados de Faltas, si bien puede cambiar los jueces, no puede volver al sistema anterior. Para que quede claro, también se podría cambiar la Constitución Nacional, en todo o en sus partes y podríamos perfectamente suprimir la institución del Presidente de la Nación y nombrar un monarca de los Argentinos o hacer una monarquía absoluta y eso sería legal, pero creo que políticamente no es lo correcto. Hoy en el Derecho Penal, cualquiera que conozca un poco el Derecho, y por eso estoy bastante enojado con mis colegas abogados del Frente para la Victoria, sabe que no se puede dejar en una misma persona el juzgamiento de los hechos cuando esa persona es justamente quien tiene la prueba para buscarle la condena. Eso es volver a un sistema que ha quedado ya totalmente obsoleto y que en el caso de la provincia de Buenos Aires, ya desde el año 1992 rige el sistema de que por un lado están los Fiscales y por otro lados los Jueces de Garantías. Aquí en Tigre vamos a tener que el mismo que buscar condenarlo va a ser el mismo que lo juzgue, con lo cual en la mayoría de los casos va a terminar con una segura condena.

Comentá la nota