Aún hay tierras ocupadas en Junín

A más de diez días de haber comenzado las tomas de terrenos en esta ciudad como forma de reclamo para lograr una solución al problema habitacional, decenas de vecinos continúan viviendo aún en distintos terrenos municipales ocupados.
A más de diez días de haber comenzado las tomas de terrenos en esta ciudad como forma de reclamo para lograr una solución al problema habitacional, decenas de vecinos continúan viviendo aún en distintos terrenos municipales ocupados.

Mientras esto ocurre, los esfuerzos oficiales por lograr una salida no cesan, al punto tal de que como indicó en su momento el viceintendente Diego Marcovesky, existe una carta de intención de la empresa San Cabao S.A para la venta de un predio y desde el Deliberante se hacen ingentes esfuerzos para avanzar en la cesión de las tierras del Ejército.

En este sentido, el concejal Carlos Viveros (Concertación) aseguró: "En los próximos días viajaremos a Buenos Aires para entrevistarnos con el secretario de la presidencia Oscar Parrilli de modo tal de avanzar en el tema de cesión de las tierras del Ejército cosa que nos permitiría pensar en una solución para muchas familias".

Además, Viveros indicó que "se está trabajando tanto desde el Deliberante como del Ejecutivo en la búsqueda de soluciones y si bien algunas personas volvieron a sus hogares, otras ya no tenían donde ir y por eso permanecen en las tomas, hasta tanto se pueda lograr una salida a esos problemas puntuales".

Las tomas comenzaron a principios de mes y se sucedieron en forma vertiginosa por distintos puntos de la ciudad, donde cientos de familias ocuparon terrenos municipales.

Esta situación derivó en un principio en una fuerte pirotecnia verbal entre el ejecutivo y la oposición, donde no faltaron las acusaciones cruzadas.

Tan difícil fue la situación que el propio ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya y el de seguridad , César Pérez, se instalaron durante más de 24 horas en la localidad para trabajar junto al intendente Rubén Campos, en la búsqueda de una solución al conflicto.

En total se levantaron en la ciudad ocho tomas donde cerca de mil personas, en su mayoría niños vivían allí, sin ningún tipo de seguridad sanitaria. Ante esto desde el Ejecutivo se instó a las familias a que retornen a sus hogares, mientras se busca una salida a la situación evitando así que los menores corran peligro.

Comentá la nota