Tierra del Fuego se ubica entre las provincias con menor índice de trabajadores en negro

De acuerdo a las estadísticas del INDEC, alrededor de 4,3 millones de trabajadores no están registrados formalmente. La peor situación se consigna en el norte del país, mientras que en la región patagónica los asalariados sin descuentos representan el 21,5 por ciento de la población ocupada.
Más de un tercio de los trabajadores, unas 4,3 millones de personas, no está registrado formalmente, y esta situación se mantuvo sin cambios durante el segundo trimestre de este año, informó ayer INDEC. La mejor situación se detectó en la Patagonia (Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Neuquén, Río Gallegos, Ushuaia, Río Grande, Viedma, Rawson y Trelew), donde los asalariados sin descuentos son el 21,5 por ciento de la población ocupada.

En el período comprendido entre abril y junio, el 36,2 por ciento de los empleados no se encuentra anotado en los registros oficiales (o sea está «en negro») y en consecuencia no cuenta con aportes jubilatorios ni obra social.

De esta forma, la tasa de empleo no registrado (trabajadores «en negro») se mantuvo prácticamente sin cambios, ya que en el primer trimestre de este año había sido de 36,4 por ciento y en el segundo período de 2008 se había ubicado en 36,5 por ciento.

Traducido en números, esto implica que más de 4.300.000 personas trabajan «en negro». Esta cifra surge desde una población económicamente activa de 18 millones de trabajadores, con una tasa de desocupación de 8,8 por ciento.

Así, la fuerza laboral activa es de 15.840.000, de los cuales más de 12 millones son asalariados y de ese total 4,3 no está inscripto.

La peor situación laboral se observa en el norte del país y especialmente en el noroeste (integrada por Catamarca, Tucumán, Jujuy, La Rioja, Salta y Santiago del Estero), donde el 45,7 por ciento de los trabajadores lo hace en forma irregular. En el noreste (Corrientes, Formosa, Chaco y Posadas) este porcentaje se reduce a 41,6 por ciento.

Luego aparece la región de cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis), región en que la tasa de empleo no registrado es de 39,1 por ciento.

La región pampeana (Bahía Blanca, Concordia, Córdoba, La Plata, Rosario, Paraná, Santa Fe, Mar del Plata, Río Cuarto, Santa Rosa y San Nicolás) se ubica en 35,6 por ciento y en el Gran Buenos Aires afecta al 35,1 por ciento.

La mejor situación se detectó en la Patagonia (Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Neuquén, Río Gallegos, Ushuaia, Río Grande, Viedma, Rawson y Trelew), donde los asalariados sin descuentos son el 21,5 por ciento de la población ocupada.

La falta de avances en el combate del trabajo «en negro» se produjo en un período en el que hubo un aumento de la tasa de desempleo, ya que pasó de 8 por ciento a 8,8 por ciento, comparando la situación en el segundo trimestre de 2008 y el mismo período de 2009.

El trabajo en negro alcanzó en el segundo trimestre del año al 36,2 por ciento y cayó 0,3 puntos porcentuales respecto de la medición de igual período del año anterior, cuando se ubicó en 36,5.

El indicador mejora 0,2 puntos porcentuales comparado con el primer trimestre del año, cuando registró un 36,4 por ciento.

De acuerdo con los indicadores socioeconómicos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), la región Noreste del país tiene el más alto porcentaje de informalidad laboral con un 41,6 por ciento y la Patagonia el más bajo con un 21,5 por ciento.

Comentá la nota