Tierra del Fuego adherirá a la coparticipación sojera

Si bien aún no hay confirmación oficial, en la Nación dan por descontado que la gobernadora Ríos suscribirá el decreto firmado por la Presidenta Fernández de Kirchner.

De ser así, la provincia recibirá entre 70 y 100 millones de pesos anuales.

Tierra del Fuego adherirá al Fondo Federal Solidario creado por el Gobierno nacional, órgano a través del cual coparticipará a las provincias y los municipios el 30% de lo que recaude en concepto de retenciones a las exportaciones sojeras.

Se estima que Tierra de Fuego recibirá entre 70 y 100 millones de pesos al año, fondos que deberán destinarse de acuerdo al decreto firmado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a obras de infraestructura.

La adhesión fueguina al decreto fue anunciada por la agencia oficial de noticias TELAM, pese a que aún no hubo confirmación oficial de parte de la Administración de Fabiana Ríos.

La mandataria, según la agencia, sostuvo que "coparticipar es importante para el país y es importante para las finanzas de la provincia, pero como todos los anuncios debe ser analizado desde lo económico y desde lo político".

En definitiva, si bien aún no hubo conformación oficial, en la Rosada se descuenta que la provincia va a adherir, más allá de que la gobernadora no estuvo presente el día del anuncio.

Un indicio de ello sería la defensa que hicieron los senadores nacionales fueguinos del ARI José Martínez y María Rosa Díaz, del derecho de Tierra del Fuego de beneficiarse con la coparticipación sojera pese a no ser productora de esa oleaginosa.

TELAM afirma que al menos 20 gobernadores y el jefe de Gobierno porteño manifestaron la adhesión a sus provincias al Fondo Federal Solidario de coparticipación del 30% de retenciones a la exportación de soja. Se trata, además de Ríos, de los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fe, Hermes Binner; de Entre Ríos, Sergio Urribarri; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Mendoza, Celso Jaque; y de Chaco, Jorge Capitanich; a los que se suma el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

También lo hicieron los mandatarios Arturo Colombi (Corrientes), Maurice Closs (Misiones), Gildo Insfrán (Formosa), José Alperovich (Tucumán), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Walter Barrionuevo (Jujuy), Luis Beder Herrera (La Rioja), José Luis Gioja (San Juan), Jorge Sapag (Neuquén), Miguel Saiz (Río Negro), Mario Das Neves (Chubut), Daniel Peralta (Santa Cruz), y Fabiana Ríos (Tierra del Fuego).

El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, dijo que "este Fondo era uno de los reclamos que veníamos planteando para que la provincia reciba parte, a partir de este mecanismo, de las retenciones a la soja", y prometió que el dinero "se volcará a obras de infraestructura social, es decir, cloacas, agua potable, asfalto y viviendas".

Por su parte, Schiaretti manifestó que la medida "es un paso adelante ya que a Córdoba le devolverán 500 millones de los 5.000 millones que aporta por año en concepto de retenciones a la soja al Tesoro Nacional".

El primer mandatario santafesino, Hermes Binner, manifestó que su posición "es de adherir, porque es una forma de compensar el déficit que hoy tienen las provincias y que la Nación tiene que responder para ayudar a las provincias, los municipios y las comunas a salir de esta crisis".

El entrerriano Urribarri expresó que la decisión "refuerza el tejido federal del país", en el sentido de que "hacer coparticipables los derechos de exportaciones democratiza aún más el uso de los recursos públicos y ciertamente es de una gran ayuda en estos momentos de caída transitoria de recursos en las provincias".

Urtubey, el gobernador salteño, saludó la medida y anunció que "a diferencia de lo que ocurre con la normal liquidación de la coparticipación, en el caso del porcentaje de las retenciones que se aplica a las exportaciones de soja, en Salta el 50% de lo percibido será para los municipios".

En tanto, el gobernador de Mendoza, Celso Jaque, afirmó que la medida "es muy importante porque va a ayudar también a muchos de los municipios que tienen dificultades a que tengan recursos para hacer frente a las obras públicas que mejoran la calidad de la gente".

El chaqueño Capitanich consideró a su vez que el fondo significa "una reivindicación del federalismo argentino"; y sostuvo que "implica gran cantidad de obras, en materia de ampliación y refacción de escuelas, centros de salud y hospitales, agua potable, cloacas, se trata de mejorar la vida de muchos argentinos".

Por su parte, el ultra opositor Mauricio Macri aceptó la medida al reseñar que "a la Ciudad le corresponde su cuota parte de coparticipación", pero aclaró que "esos recursos nuevos" no serán utilizados "hasta el 28 de junio", fecha propuesta de elecciones legislativas nacionales y locales.

El gobernador correntino, Arturo Colombi, dijo que su provincia adherirá "con discrepancias" al decreto por el cual la Presidenta resolvió coparticipar las retenciones a la soja, y el misionero Closs elogió "la clara visión de federalismo" de la Presidenta y puntualizó que los fondos que percibirá la provincia se destinarán a "obras de infraestructura social".

Por su parte, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, aseguró que "la Presidenta fue consecuente con sus firmes convicciones que están desarrolladas en el proyecto nacional puesto en marcha el 25 de mayo de 2003 y que tiene que ver, en este caso, con la reafirmación de su visión humanista sobre los habitantes del país federal o de la Argentina profunda como ella acostumbra a destacar".

En Tucumán, José Alperovich, se manifestó "satisfecho" con la medida, y consideró que "ayudará a las cuentas fiscales de las provincias", y el santiagueño Zamora evaluó que la medida "nos va a permitir tener fondos para una cuestión específica, como obras de carácter social", y puntualizó que "es lo que pedían las organizaciones del campo".

Por el lado de la Patagonia, el neuquino Jorge Sapag, anticipó la adhesión al fondo y sostuvo que "para la provincia significa un alivio para las arcas fiscales", ya que estiman la posibilidad de percibir un monto "del orden de los 100 millones de pesos".

En Río Negro, el ministro de Hacienda, Pablo Verano, sostuvo que se trata de "una medida positiva, con aire federal" y "un avance en la medida que implica mayor coparticipación a las provincias", y estimó que podrían recibir recursos del orden de 100 millones a 150 millones de pesos anuales.

Desde Chubut, Das Neves afirmó que "independientemente de destinar esos ingresos a infraestructura y obras de saneamiento es nuestra voluntad destinar recursos a todo el sector productivo", al entender que "como este recurso viene de la producción, una parte debe ir a la producción en obras de infraestructura para el sector".

Finalmente, el santacruceño Peralta aseguró que "la medida lleva tranquilidad a las provincias y permitirá a los distritos poder planificar en un horizonte de previsibilidad", y en ese punto manifestó que "se ha dado un paso trascendental".

Comentá la nota