Tierra arrasada en el parque

Desaparecieron las libretas de cheques, no se pagó la cuota del concurso que venció el 5 de octubre y los sueldos de jugadores están atrasados. La UNR se encargará de hacer una auditoría, que desembocará en una acción judicial contra López.
Al tiempo que el presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, junto a ocho concejales realizaban ayer una recorrida por el estadio; el tesorero de Ñuls, Jorge Ricobelli, admitió que la situación económica del club es "lamentable", y que cuando finalizan las auditorías "va a ser una necesidad ir a la Justicia penal". En este sentido, el presidente Guillermo Lorente dijo que ayer iniciaron una auditoría desde la Universidad Nacional de Rosario. "Fuimos al club para dar nuestro respaldo en lo que nos compete; es decir, tomar participación en el futuro del club en el Parque de la Independencia. Con tiempo y sin urgencias, vamos a analizar el canon y los juicios contra la Municipalidad", afirmó Zamarini a Rosario/12. En tanto, el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Arturo Gandolla, dijo que "en función de la situación excepcional del club, se le debe perdonar el canon".

Todas las predicciones sobre el despojo al que fue sometido Ñuls después de las elecciones parecen pocas. Jorge Ricobelli dijo ayer que "desaparecieron hasta las libretas de cheques, no hay nada. Nos recuerda a las imágenes de cuando cayó el muro de Berlín, se llevaban pedazos a la casa". El tesorero agregó: "Llegan cartas documentos, unas intimaciones de la Afip y no se pagó la cuota del concurso que venció el 5 de octubre, eso deja latente el pedido de quiebra".

Según el tesorero, si en un futuro concurso de acreedores, el ex presidente Eduardo López es "el acreedor número uno, va a tener responsabilidad en sí mismo. Lamentablemente, tenemos que esperar cualquier cosa". En declaraciones a Radio Dos, Ricobelli dijo que los jugadores cobrarían la semana que viene 2 millones y medio de pesos y "con eso se cancela septiembre y octubre, pero en diez días más estaríamos debiendo noviembre, diciembre y aguinaldo".

"Esto es Kosovo, pero hay que poner el primer ladrillo y a partir de allí no parar", admitió Lorente, quien además señaló que "hoy (por ayer) iniciamos la auditoría con la UNR; algo que nos enorgullece. Mientras tanto, el área contable está trabajando tratando de conseguir fondos".

Tras las declaraciones, Lorente, y el vicepresidente Claudio Martínez, junto a nueve concejales ﷓los socialistas Miguel Zamarini, Manuel Sciutto y Pablo Colonno; los radicales Jorge Boasso y Daniela León; los justicialistas Arturo Gandolla, Osvaldo Miatello y Fernando Rosúa, y el arista Carlos Comi﷓ recorrieron el estadio, donde pudieron comprobar el estado de las instalaciones.

Los ediles, muchos de ellos simpatizantes de la institución, que llevaban mucho tiempo sin pisar el lugar, pudieron comprobar el lamentable estado de las instalaciones. Pasaron por los vestuarios locales y visitantes, la sala de prensa; ingresaron a la cancha, vieron cómo preparaban la pileta y se asombraron por el estado de lo que alguna vez fue una sala de juego, con vidrios rotos, escombros y basura por todos lados. Finalmente, la comitiva subió las escaleras del estadio para terminar en el palco presidencial, el único sitio que el ex mandamás leproso dejó en condiciones antes de perder las elecciones del domingo.

Comentá la nota