Tierno, a lo Tierno: no esperó que Verna lo nombrara, habló como si fuera ministro y ya genera repudios

Tierno, a lo Tierno: no esperó que Verna lo nombrara, habló como si fuera ministro y ya genera repudios

El condenado exintendente no esperó a que el gobernador electo Carlos Verna lo confirmara en el cargo, pero soltó definiciones relacionadas con la Seguridad. Apareció en una actividad por la erradicación de la violencia contra la mujer.

Juan Carlos Tierno, condenado por el Poder Judicial por el delito de abuso de poder, ni siquiera esperó a que Carlos Verna lo designara: en pose de ministro, apareció repentinamente este martes a la mañana en el Centro Cultural, donde había una actividad para reivindicar la No Violencia Contra la Mujer.

El exfuncionario soltó su visión sobre la Seguridad, hizo comentarios referidos a las políticas necesarias, refirió a cuestiones del narcotráfico y otros aspectos relacionados con la cartera en la que supuestamente sería designado.

Su posible nombramiento ya generó fuertes repudios de distinos sectores sociales y políticos. Verna todavía no difundió el nombre de ninguno de sus ministros, aunque los trascendidos indican que el exintendente de Santa Rosa podría ocupar ese lugar.

Entre los que rápidamente expresaron su repudio se incluyen el Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos; Mary Zerbino, una de las organizadores de la actividad "Ni una menos" que se realiza este miércoles en contra de la violencia contra la mujer. Se expresó públicamente el periodista Juan Carlos Martínez, autor de la biografía de Tierno, bajo el título de "El Golpeador". Y el escritor y luchador por los Derechos Humanos Juan Carlos Pumilla también rechazó ese posible nombramiento.

Pumilla dijo: "Parece la crónica de una muerte anunciada; ya había anunciado a la diputada (Sandra) Fonseca decir que su marido había sido el consultor en temas de seguridad. No creí que (el gobernador Carlos Verna) fuera tan grosero de elegirlo como ministro, pero pinta muy bien qué se puede esperar de este hombre, de los dos hombres, tanto de Verna como de Tierno. Por supuesto que el hecho de que gane (Mauricio) Macri con el voto popular es horroroso -comparó-, pero al mismo tiempo nos habla de un proceso de falta de poner en marcha mecanismos del activismo".

Los últimos pasos de Tierno por la función pública han sido un fracaso: duró apenas 87 días en la Intendencia de Santa Rosa, durante los cuales sumió a la capital pampeana en una inédita crisis de convivencia. Antes, tuvo que ser defenestrado del Ministerio provincial cuando las torturas que se cometían en las comisarías pampeanas bajo su mandato escandalizaron al gobierno nacional y obligaron al desembarco de funcionarios nacionales del área de Derechos Humanos.

En esa ocasión, Verna, que era gobernador, tuvo que crear una Secretaría de Derechos Humanos en la provincia. Sacaron a Tierno del Ministerio.

Antes que eso, Tierno había sido funcionario del primer gobierno de Marín, en una etapa en que fue acusado de golpeador de mujeres -la historia está relatada con precisiones en el libro "El Golpeador", de Juan Carlos Martínez- y luego fue funcionario del Banco de La Pampa.

En ese cargo se enriqueció y se apropió del campo de un deudor de la entidad: cuando esa novedad fue publicada por el mensuario "Lumbre", atacó judicialmente a los periodistas, pero el tiro le salió por la culatda, ya que los cronistas fueron absueltos, se comprobó que publicaron la realidad de los hechos y se ordenó que el investigado fuera Tierno.

Al final, también en ese caso consiguió impunidad cuando el Poder Judicial interrumpió la investigación por la negociación incompatible con la función pública bajo el argumento de que un director del BLP no era funcionario público.

Coment� la nota