Tierno va a juicio oral y público por abuso de autoridad.

Si bien el fallo unánime con la firma de Ricardo Lorenzetti, Elena Higthon de Nolasco, Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda, Raúl Zaffaroni y Carmen Argibay data del 10 de marzo, la comunicación a las partes fue realizada en la semana.
JUAN JOSE REYES

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio por "desistido" el recurso de hecho (causa 57/08) interpuesto por Juan Carlos Tierno y los ex secretarios municipales Oscar Vignatti (Hacienda), Juan Pablo Fasce (Gobierno y Seguridad), Blanca Elba Soto (Participación Comunitaria y Acción Social) y Viviana Noemí Rodríguez (Coordinación General).

Si bien hubo falta de mérito por el delito de abuso de autoridad en el Juzgado de Instrucción y en lo Criminal N° 2, aquel fue revertido por el Tribunal de Impugnación Penal (TIP) y ratificado por la Sala B del Superior Tribunal de Justicia (STJ), por los abusos cometidos durante los turbulentos 87 días del gobierno comunal en la capital pampeana. De ahora en más sólo resta el juicio oral y público que resolverá si habrá penas para los 5 imputados.

Una vez perdidas todas las instancias provinciales, los apoderados legales de Tierno y sus ex funcionarios, José Mario Aguerrido y Marcos Sebastián Bernardi, recurrieron a la CSJ en un recurso de hecho para salvar a sus defendidos del hoy inminente juicio oral y público por abuso de autoridad.

En este caso, se les imputó haber violado las constituciones nacional y provincial y la Ley Orgánica de Municipalidades, al aprobar el presupuesto anual municipal y la Ordenanza Tarifaria a través de una resolución del Departamento Ejecutivo y sin el aval del Concejo Deliberante.

Parecen haber llegado a su fin las andanzas de Tierno desde que el gobernador Oscar Mario Jorge firmó el decreto que dispuso la intervención a la capital pampeana y la destitución de un hombre de su propio partido político.

Una historia con un final esperado.

El expediente del Juzgado 2, que avanzó originalmente a partir de las medidas adoptadas por el juez Carlos Flores -quien actuó como subrogante de aquel organismo vacante en ese momento-, después quedó en manos del juez Carlos Besi.

El juez de instrucción benefició al ex intendente al dictarle la falta de mérito, pero el TIP, a través del juez Pablo Balaguer, revocó esa medida y dispuso el procesamiento de él y los otros cuatro imputados. Después, el propio Balaguer denegó el recurso de apelación, lo que significó que para Impugnación los procesamientos estaban firmes.

Más tarde, Tierno recusó al juez y fue en queja al Superior Tribunal por el procesamiento. Allí se confirmó lo resuelto por el TIP y envió a los cinco imputados a juicio oral y público.

El expediente ingresó a la sala B del máximo tribunal provincial, compuesto por Rosa Elvira Vázquez y Eduardo Fernández Mendía, a través de un recurso de queja. Tierno recurrió a esa vía luego que el Tribunal de Impugnación Penal le rechazara un recurso de apelación contra su procesamiento, a lo que el STJ le dio la espalda.

Tierno, Vignatti, Fasce, Soto y Viviana Noemí Rodríguez habían sido procesados por el delito de abuso de autoridad, que se aplica al funcionario público que "dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales o provinciales, o ejecutare las órdenes o resoluciones de esta clase existentes o no ejecutare las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere".

El fallo de la CSJ, teniendo por desistido el recurso interpuesto por Tierno y sus ex funcionarios, es contundente al respecto.

Desestimación.

No hace mucho tiempo atrás la fiscal Alejandra Flavia Ongaro desestimó una denuncia penal que el destituido intendente Juan Carlos Tierno promoviera contra el juez del Tribunal de Impugnación Penal, Pablo Balaguer, por las declaraciones que éste formulara a Radio Noticias luego de procesar al ex funcionario por el delito de abuso de autoridad. La resolución de Ongaro fue firmada poco antes de que la titular de la Fiscalía 5 viajara al exterior de vacaciones.

La desestimación tuvo como argumento que de los hechos descriptos en la denuncia no surgirían, a priori, indicios para pensar que el juez pudo haber cometido un delito cuando habló públicamente.

Balaguer dijo a Radio Noticias, luego de revocar la falta de mérito que el juez de primera instancia Carlos Besi había dictado a favor de Tierno y procesarlo por abuso de autoridad, que esa medida estaba firme y que el ex jefe comunal debía ir a juicio oral y público junto a otros cuatro funcionarios que integraron su gabinete.

A pesar de la embestida de Tierno contra Balguer, otros dos magistrados del organismo, Carlos Flores y Gustavo Jensen, ratificaron que los procesamientos estaban bien dispuestos y que no hubo prejuzgamiento porque las declaraciones de Balaguer fueron posteriores a su resolución. Tierno, inmediatamente, solicitó la nulidad de esa resolución a la sala B, pero también recibió un contundente "no".

Poco después, el ex intendente llegó al Superior Tribunal de Justicia con otro recurso y el STJ le dio la derecha al TIP, confirmando que deben ser juzgados pues aprobaron el presupuesto anual municipal y la Ordenanza Tarifaria 2008 sin que los proyectos pasaran por el Concejo Deliberante, en franca violación a las constituciones nacional y provincial y la Ley Orgánica de Municipalidades.

El STJ también le rechazó a Tierno un recurso de queja, donde consideraba que el TIP no le garantizó la doble instancia. En esa oportunidad el máximo tribunal pampeano señaló que la doble instancia, en el caso de procesamiento sin prisión preventiva, no es un acto equiparable a sentencia definitiva.

Sin tabla de salvación.

La única posibilidad que le asistía a Tierno y también a los cuatro ex funcionarios era la posición que asumiría la Corte Suprema, aunque de antemano se presumía que difícilmente pudieran conseguir allí torcer todos los "no" que recibieron durante el año pasado en el ámbito provincial.

Ya no quedan más instancias judiciales, la CSJ falló desistiendo del recurso de hecho interpuesto y ahora sólo queda esperar la fecha del juicio oral y público.

Es importante recordar que la causa penal se inició a instancias de una demanda interpuesta por los actuales concejales del Frepam.

Si se los encontrara culpables del abuso de autoridad se les podría imponer una pena que va entre un mes y dos años de prisión e inhabilitación especial por el doble de tiempo.

Esta situación abriría otro debate que tiene una cuestión de fondo bastante polémica: el día que los procesamientos queden firmes, el hoy concejal Vignatti, de acuerdo a la Ley Orgánica de Municipalidades, debería ser suspendido en sus funciones de edil santarroseño y ni qué hablar de las aspiraciones políticas de Juan Carlos Tierno en las próximas elecciones.

Comentá la nota