"Los que tienen poder, nunca van presos"

Con su característica y polémica visión, el presidente del Partido Pueblo Unido, Gumersindo Parajón aseguró que los partidos políticos en estos tiempos se han convertido en fábricas de concejales y legisladores.
Tal aseveración la funda en el hecho de que lo único que hicieron las fuerzas políticas democráticas cuando estuvieron en el poder "es destruir el progresismo y a los partidos políticos del país, vaciando ideológicamente a estos últimos, al punto que dejaron de ser un instrumento de lucha para que la gente defienda sus propios intereses", admitió.

Entiende el dirigente que ese cúmulo de claudicaciones posibilitará en corto plazo que la derecha en Argentina logre el poder, después de 34 años, "cuando apoyó y ofreció sus hombres para ocupar cargos en la dictadura", sentenció.

En el marco de su análisis crítico, Parajón asegura que lo que más benefició a los sectores antidemocráticos "es que en nuestra democracia sigue existiendo el enriquecimiento de los políticos, la corrupción y la impunidad. "En este país, los que tienen poder, por más delito que comentan, nunca van preso. Por eso se ve que los sectores democráticos acuerdan con la derecho y con los partidos que apoyaron el proceso militar", cuestionó.

Comentá la nota