No tienen dónde descartar casi 10 toneladas de pilas en Capital

No tienen dónde descartar casi 10 toneladas de pilas en Capital
Iban a enterrarlas en un relleno de Córdoba, hubo quejas y el Gobierno retrocedió.
Durante ocho meses, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recolectó cerca de diez toneladas de pilas y baterías usadas. Fue durante una campaña cuyo objetivo fue concientizar a la gente acerca de los peligros que implican estos residuos, que son contaminantes. Se prometió eliminarlas sin riesgos.

Sin embargo, esa peligrosa carga ahora no tiene destino. El sábado la Comuna informó que gracias a la campaña se habían recolectado 9.930 kilos de pilas y baterías en distintos puntos porteños, pero el lunes se conoció que serían enterradas en un relleno sanitario apto para residuos peligrosos ubicado en la provincia de Córdoba, cerca de la localidad de Bouwer. Como hubo una fuerte reacción vecinal en la población cordobesa, que viene reclamando por la proximidad del relleno, la titular de la Agencia Ambiental, Graciela Gerola, anunció ayer que no irán a Córdoba.

El problema, según dijeron en la misma Agencia, es que sólo existen en el país otros tres rellenos sanitarios preparados para el enterramiento de residuos peligrosos, todos en territorio bonaerense. Y el artículo 28 de la Constitución de la Provincia prohíbe "el ingreso en el territorio de residuos tóxicos o radiactivos" de otras jurisdicciones.

El intendente de Bouwer, Juan Lupi, dijo: "Nosotros vamos a tratar de que esto no llegue, porque estamos importando residuos para Córdoba".

Rápidamente se produjo el anuncio de Gerola, quien ayer defendió su iniciativa. "Me pregunto cuál es el problema de enviar los residuos a un relleno sanitario que tiene todos sus certificados ambientales en regla. Todo lo que hicimos es perfectamente legal. Es una locura que la Ciudad de Buenos Aires no pueda enviar sus residuos a otro lugar del país, porque nosotros no tenemos espacio en nuestro territorio para disponerlos. ¿Qué quieren? ¿Que los tiremos al Riachuelo?".

Gerola aseguró que las pilas y baterías usadas están por ahora guardadas, "con todas las medidas de seguridad" en un depósito que el Gobierno de la Ciudad tiene en el Bajo Flores. Y dijo que se intentará firmar un convenio con las autoridades bonaerenses que permita utilizar algunos de los rellenos sanitarios de esa provincia, a pesar de la prohibición constitucional. "Con un convenio se podría hacer, como hoy se hace con los residuos patogénicos de la Ciudad", aseguró.

En la Agencia Ambiental porteña aseguran que este problema no se repetirá debido a que las pilas y baterías comunes actuales ya no tienen sustancias contaminantes y deben ser tiradas a la basura, de modo puedan enterrarse en los rellenos de la CEAMSE, como el resto de los residuos. En cuanto a las recargables, una nueva regulación obliga a que de ellas se hagan cargo los fabricantes, que las exportarían para su reciclado.

Comentá la nota