"No tienen las agallas suficientes"

(General Acha) - El ex presidente de la Cosega, Roberto Zamora, manifestó que "la pasividad de la Subsecretaría de Cooperativas y Mutuales de la provincia impidió terminar con las anomalías en la entidad solidaria".
En una entrevista con LA ARENA, el responsable de la Funsadu opinó: "Las idas y venidas, sumadas a las chicanas utilizadas por la actual conducción de la cooperativa, hizo que se negara sistemáticamente el derecho de los asociados de participar de la elección de las autoridades".

Luego, agregó: "Una comisión que entró provisoriamente por 90 días, hace 14 meses que viene eludiendo la convocatoria, lo que significa un retraso para los socios y la comunidad, como así también para las personas que tienen un claro proyecto cooperativista".

Apatía.

Zamora señaló que la sociedad reclama otro tipo de conducción, "más transparente, efectiva y con mayor eficiencia", pero consideró que se ha caído en una "apatía total, en una anomia que ha producido el deterioro institucional".

Zamora sostuvo que la gestión de Leonardo Marín se ha "encaramado", pero lo atribuyó al accionar del "seudo ideólogo". Indicó: "Está cableando la ciudad sin decir nada, por lo que evidentemente se trata de acciones que obedecen a intereses particulares".

Zamora indicó que es notoria la inactividad que reina en la Subsecretaría de Cooperativas y Mutuales de la provincia, a partir de la indefinición de sus responsables que posibilitaron el exceso de las autoridades de la Cosega.

En ese sentido, indicó que la conducción que "no tiene suficientes agallas y claridad", no dio por terminadas las anomalías que existen en la actual gestión de Marín.

Por ese motivo confesó que preferiría que la Justicia intervenga la cooperativa, para que se pueda encauzar definitivamente a la institución solidaria de Acha.

Asamblea.

Cabe recordar que se convocó a asamblea el 31 de agosto del año pasado, pero esta finalmente nunca se desarrolló porque una resolución del Juzgado en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería 1 local, hizo lugar al planteo realizado por el síndico, Mauro Ginés Godoy. Se trató de una medida autosatisfactiva (una suerte de recurso de amparo) pedida por Godoy, ya que el Consejo no trató la existencia de un importante número de asociados que han sido excluidos de ese carácter sin haberse seguido el procedimiento de separación que prevé el Estatuto y la legislación respectiva.

El Juzgado actuante recibió el pedido y exhortó a los miembros de la entidad, a que en el plazo de 30 días corridos, confeccione o actualice el listado de asociados en condiciones de votar. La fiscalización final estaría a cargo del órgano Cooperativo provincial competente.

Por su parte, y ante esta situación, la Subsecretaría advirtió a la Cosega que había transcurrido un tercio del tiempo fijado por la Justicia a los efectos de proceder a la adecuación del registro de asociados, pero como nunca recibió una notificación advirtió que si no respetaban los plazos establecidos convocaría a asamblea de oficio o solicitaría al juez competente la intervención de la entidad solidaria. A pesar de esto, nada de lo mencionado sucedió, y es justamente lo que Zamora hoy reprocha a Claudio Marrón, titular de la Subsecretaría.

Comentá la nota