La CGT no tiene registros de despidos en la ciudad

Pese a que el escenario luciría menos complicado que en otras ciudades del interior, el responsable de la central obrera adelantó que se reunirán para revisar la situación de cada gremio.
El secretario general de la delegación local de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Modarelli, aseveró ayer que la central obrera aún no recibió denuncias de cesantías o suspensiones entre los diferentes gremios alineados con esa conducción, aunque no ocultó su preocupación por los posibles efectos de la crisis mundial sobre el empleo.

Adelantó también que la CGT bahiense planea una reunión "en el corto plazo" con el objeto de realizar un diagnóstico de la situación gremio por gremio.

"Hasta ahora, no recibimos denuncias por despidos o suspensiones, pero eso no significa que en Bahía Blanca estemos aislados de la problemática nacional. Seguimos con mucha preocupación lo que está pasando en el sector bancario, donde ya hubo problemas a nivel nacional", detalló Modarelli.

Agregó, que el empresariado "debe poner su grano de arena, evitando aprovechar este complicado escenario para deshacerse de gente".

Modarelli dijo desconocer la existencia de notificaciones de adelantos de vacaciones en alguna rama de actividad.

Coletazo del desfalco financiero, que ya sumió en la recesión a países desarrollados como Inglaterra y Japón, la situación laboral en sectores como el automotriz, textil, frigorífico y metalúrgico ya es comprometida en varias regiones de nuestro país.

En este contexto, la empresa Renault anunció el freno de su planta en Santa Isabel (Córdoba) mientras que General Motors, en Alvear, alcanzó un acuerdo con los trabajadores.

"Las terminales ganaron mucho dinero en los últimos años gracias al crecimiento del mercado interno y las exportaciones. No es justo que ahora echen a sus empleados, después de que les fue tan bien", consideró Modarelli, quien retiene su cargo de secretario gremial de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA).

Desde la sede del ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, el vocero Ignacio Castro Cranwell también definió a la situación del empleo local como "estable".

"Hasta ahora, no recibimos información de denuncias ante la delegación de Bahía Blanca por despidos injustificados", aseguró Cranwell.

Preguntado sobre las acciones que la cartera laboral bonaerense emprenderá para evitar cesantías en masa, el funcionario adelantó que en los próximos días se anunciarán reformas de los planes Bonus y Segunda Oportunidad.

"Por medio de esos planes se capacita a personas desocupadas. La Provincia aporta el 80% del salario y la firma se compromete a contratar al 80% de los ingresantes. La idea es que, desde ahora, se utilicen esos fondos para preservar los empleos", dijo.

El fallo de la discordia. Tras varios años de hegemonía cegetista entre las empresas del sector privado, la semana pasada un fallo de la Corte Suprema de Justicia dictó la libertad gremial. Por este medio, trabajadores no sindicalizados tendrán derecho a presentarse como candidatos a delegados.

La decisión del Alto Tribunal fue rechazada por la cúpula de la CGT, y la dependencia local de esa entidad no fue la excepción.

"Respetamos el fallo de la Corte, pero nos parece que si se expande, puede generar confusión y anarquía a la hora de las negociaciones entre el gremio y la patronal", dijo Modarelli.

Tenemos la prueba, expresó el gremialista, del sector público, donde hay más de un sindicato y los delegados no lograron ponerse de acuerdo ni aún cuando ya se estaba realizando la paritaria.

Mejoras en Salud. Las importantes mejoras salariales obtenidas por la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) fueron destacadas el lunes por su secretario gremial, Hugo Modarelli.

"Estamos cerrando 2008 con un fuerte alza en el sueldo básico, el que, junto a la antigüedad del 2% y los adicionales, logra que nuestros afiliados puedan alcanzar un salario digno", aseguró Modarelli.

Comentá la nota