“Tiene herramientas acotadas”.

El ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares, se refirió así a las posibilidades de Nación de solventar un aumento para los docentes neuquinos.
El ministro de Gobierno, Educación y Cultura de la provincia, Jorge Tobares, aseguró ayer que el gobierno nacional “tiene herramientas muy acotadas” para solventar un aumento salarial a los docentes neuquinos que, desde ayer, lanzaron un paro por 72 horas en el inicio formal del ciclo lectivo 2009.

El funcionario inauguró un nuevo período escolar en el establecimiento 166 de Vista Alegre Sur. En su discurso, reconoció el acatamiento a la medida convocada por la Asociación de Trabajadores de la Educación del Neuquén (ATEN) como así también “en varios puntos del país”. Sin embargo, llamó a hacer esfuerzos conjuntos para superar la crisis “más allá de los posicionamientos ideológicos”.

Tobares estuvo acompañado por los subsecretarios Patricia Ruiz, de Educación; Luis González, de Gobierno; Raquel Petris, de Promoción Social; Santos Arispón, de Infraestructura, y el intendente local, Marcelo Pieroni. En un breve acto presidido por la directora Viviana Tanuz, los discursos hicieron referencia a la búsqueda de consensos en los conflictos.

“Tenemos dificultades, pero siempre existieron. Y este año no es la excepción. Hoy sabemos que en la provincia de Neuquén lamentablemente no se ha iniciado el ciclo lectivo pero debemos generar una conciencia colectiva para que la escuela sea un ámbito que permanezca abierto”, expresó Tobares.

Medida

El gremio lanzó un paro por tres días y la medida se sintió en la mayoría de las escuelas de la provincia. Tobares había deslizado días atrás que un aumento salarial para los docentes debía tener el respaldo financiero de la Nación porque la provincia no dispone de fondos. Ayer, sostuvo que “la Nación tiene herramientas muy acotadas”, al referirse al Fondo de Incentivo Docente (Fonid).

“La Nación dispone de un fondo compensador pero lamentablemente la Provincia está por encima del monto del salario mínimo docente que en el país es de 1.490 pesos», dijo el funcionario a La Mañana de Neuquén.

No obstante, sostuvo que en los próximos días volverá a convocar a los dirigentes de ATEN para retomar la mesa de diálogo y “buscar alternativas” para destrabar el conflicto. La solución, según dijo, debe ser consensuada al tiempo que “hay que evitar decisiones unilaterales”.

También se refirió a la profunda crisis financiera que atraviesa la provincia y el país. “La crisis nos desafía a los funcionarios, a los docentes, a los directivos y a los gremios a sostener una discusión seria, institucional, democrática y responsable, dónde aún respetando los posicionamientos políticos e ideológicos podamos ser capaces los neuquinos de encontrar alternativas de solución a los conflictos. No son tiempos para profundizar las diferencias, sino de construir puentes para superar la crisis”, concluyó.

Comentá la nota