No tiene fin la embestida oficial sobre la intervenida Aguas de La Rioja

Funcionarios, intendentes y diputados no paran de realizar críticas declaraciones en contra de la prestación del servicio de agua potable y cloacas concesionado a la empresa en Capital, Chilecito y Chamical.
Pero más allá de las distintas ópticas y puntos de vista, todos están de acuerdo en que se debe separar a la privatizada de la concesión. Sin dudas es una señal de que en no mucho tiempo, el gobernador decidirá que el servicio vuelva al Estado bajo la figura de una sociedad anónima. Mientras, a los usuario sólo les resta esperar por la prestación de un buen servicio.

Esta fue una semana lapidaria para la empresa Aguas de La Rioja, ya que ve como se le escurre entres sus manos las pocas chances que le quedan de lograr renegociar la continuidad de la concesión del servicio de agua potable y cloacas manejado por la empresa en Capital, Chilecito y Chamical.

Es que tras una audiencia pública ‘no vinculante’ donde distintos organismos defenestraron el servicio brindado por la privatizada, ahora se suman directamente funcionarios, intendentes y diputados provinciales, faltando sólo diputados y senadores nacionales, que por el momento no se manifestaron sobre el tema.

Por ejemplo el intendente de Chamical, Elías Hemmes, dijo que "la empresa no cumplió debidamente con el compromiso de proveer agua potable y calificó al servicio de cloacas como deficitario".

El jefe comunal llanista añadió que su comunidad criticó la ineficiencia de la empresa y la falta de inversiones; al tiempo que ponderó la gestión de la intervención estatal para enfrentar la crisis hídrica que afecta a la provincia.

La intervención "ha dado muestras acabadas de interés, preocupación y ejecución de las políticas hídricas", dijo Hemmes; quien comentó además que las nuevas 12 perforaciones "están subsanando el problema de abastecimiento para el consumo humano".

"Lo que no se hizo en muchos años, en poco tiempo, el Gobierno Provincial lo pudo hacer", afirmó.

En el mismo sentido, se expresó el intendente de Chilecito Lázaro Fonzalida, quien manifestó que su departamento sufrió las consecuencias de mala prestación de un servicio vital para la comunidad. Ante esta situación, "estamos de acuerdo con la idea de que se le retire la concesión a la empresa Aguas de La Rioja porque vemos que está prácticamente incapacitada para trabajar y no hubo inversiones", afirmó.

El jefe comunal dijo que su gestión municipal también sufre las consecuencias por las pérdidas de agua que provocan roturas en las calles que la empresa no repara; y opinó que es el Gobierno Provincial el que debe determinar que si el eventual nuevo concesionario será una empresa estatal, semiestatal o una cooperativa.

Por su parte, el diputado provincial Jorge Basso dijo que "estamos todos de acuerdo" en relación a la posibilidad de rescindir el contrato a la empresa Aguas de La Rioja y remarcó que "la empresa no ha cumplido con las expectativas en un servicio que es de un elemento vital para nosotros que tenemos poca agua y no de muy buena calidad".

Del mismo modo, el legislador consideró que "esperemos que esto nos sirva para poder resolver el viejo problema que tenemos los riojanos con el tema del agua, y que sirva también a la dirigencia que tiene la oportunidad de poder concesionar en mejores condiciones con cualquier figura, sea Sociedad Anónima, sea estatizando, pero con el objetivo de lograr un buen servicio, es decir que tengamos agua en verano y en invierno y que sea accesible al salario medio de los riojanos".

"Era necesario estudiar, controlar, revisar y, de acuerdo a los informes que tenemos y después de la audiencia, nos damos cuenta que es necesario cambiar de figura", subrayó Basso.

Finalmente, informó que esperan los informes del EUCOP acerca de la empresa intervenida. "Creo que esta semana próxima nos darán los informes y en función de eso vamos a tomar la resolución", culminó.

Por último, el diputado por Chilecito, Julio Pedroza, manifestó su apoyo a la posibilidad de rescindir el contrato a la empresa Aguas de La Rioja. Resaltó que el pedido de la sociedad en su conjunto es cambiar la concesión. Recordó el constante reclamo de los usuarios de Chilecito que se negaban a que la empresa se hiciera cargo del servicio de agua potable y desagües cloacales.

"Tenemos que buscar la forma más adecuada para rescindir el contrato y a partir de allí conformar una Sociedad Anónima con participación estatal mayoritaria para que de ahí en más el Estado lleve adelante el transporte y la distribución del agua", consideró para finalizar el legislador.

Comentá la nota