La F-1 ya tiene su autódromo cinco estrellas

Fue construido por jeques de Emiratos Árabes y supera todo lo conocido. El circuito atraviesa un hotel de súper lujo y la salida de los boxes es a través de un túnel. Los pilotos están fascinados.
La Fórmula 1 no sale de su asombro en Abu Dhabi, que ayer estrenó su impresionante autódromo Yas Marina Circuit.

"La pista supera realmente todo lo anterior. No creo que esto se pueda mejorar", dijo el jefe del equipo BMW, Mario Theissen. "Abu Dhabi ha impuesto un nuevo estándar en la Fórmula 1", señaló Ross Brawn, máximo responsable del equipo campeón del mundo, Brawn GP.

Y el propio jefe del negocio, Bernie Ecclestone, apenas puede expresar el "milagro" que se hizo realidad en la isla de Yas. "Nunca pensé que estaría como está ahora", dijo el magnate de 79 años.

El desierto vive la ilusión por la Fórmula 1. ¿Un bólido de 800 caballos como coche de policía? No hay problema. ¿Una pista que pasa por debajo de un hotel de cinco estrellas? No hay problema. ¿Un túnel como salida de la calles de boxes? No hay problema. Abu Dhabi lo hace todo posible.

"Impresionante" es la palabra que más repiten los pilotos cuando se les pregunta por el trazado diseñado por el arquitecto alemán Hermann Tilke, en la isla de Yas. La isla se ha convertido en un gigantesco parque de atracciones gracias a 40 millones de dólares.

Lo que los jeques han construido sobre la arena supera todo lo visto anteriormente. Destacan los 1.173 metros de recta, la más larga del campeonato. Los pilotos no ven el final desde el inicio. El campeón del mundo, el británico Jenson Button, y sus colegas pasaron por ella ayer a 320 kilómetros por hora. "Para la recta me tengo que llevar un diario", bromeó el piloto de Williams Nico Rosberg.

Poco después pasan por debajo de un puente que une las dos partes del espectacular Yas Hotel, de cinco estrellas, un edificio suntuoso que por la noche se ilumina de azul y violeta.

Más novedades. La salida de los boxes se hace a través de un túnel. No es broma. Tras repostar y cambiar los neumáticos, hay una ligera cuesta abajo, una curva a la izquierda, otra a la derecha, el túnel y un ascenso de nuevo a la pista.

El alemán Sebastian Vettel, que quiere lograr la segunda plaza del campeonato con su Red Bull, cree que la salida de boxes es la "curva más complicada" del trazado.

Pero lo que más preocupa a los protagonistas es la hora del inicio de la carrera. A las 17 hora local (7 de la Argentina), el semáforo rojo se apagará cuando el sol empiece ya a caer con el riesgo de deslumbrar a los pilotos.

Media hora o tres cuartos de hora después, será de noche y el circuito resplandecerá con sus focos.

Comentá la nota