El tiempo de la violencia sin límites parece ir agotándose

El tiempo de la violencia sin límites parece ir agotándose
Por Oscar Raúl Cardoso

El avance de la diplomacia en busca de un cese de hostilidades en La Franja de Gaza terminó ayer siendo anémico, pero aun así representó el primer paso político del conflicto de doce días que parece alejarse de lo bélico.

En concreto lo que se obtuvo fue una apertura de tres horas del cerco israelí en torno de Gaza para permitir el paso de asistencia humanitaria y una pausa del mismo tiempo en los cohetes Qassam que Hamas sigue disparando sobre Israel. Con todo aun no está claro si esta breve tregua funcionó.

Las Fuerzas de Defensa Israelíes se habían comprometido a repetir la experiencia día por medio, aunque la jornada terminó con el reinicio de las acciones militares en represalia a Hamas por haber regresado a los cohetes tras el breve alto el fuego.

El proyecto de un cese del fuego viable -en base a propuestas de Francia, Egipto, Siria y otros países- creció con la presencia de Nicolas Sarkozy en la región, pero aún es difícil saber sus reales posibilidades. El gabinete israelí consideró la propuesta, el presidente de la Autoridad Palestina en Cisjordania Mahmoud Abbas la endosó con entusiasmo pero la reacción de Hamas fue, por lo menos, ambigua. Mientras voceros del grupo islámico admitieron que su liderazgo la está considerando, su segundo jefe político, Moussa Abu Marzouk, afirmó que Hamas no evaluará ningún acuerdo a menos que Israel finalice su ocupación y retire sus tropas de la Franja. Este es uno de los problemas: aunque la idea de un cese del fuego sea aceptada por todos habrá que ver qué condiciones cada una de ellas quiere poner en el documento y si Hamas e Israel las aceptan.

Fuentes del Ministerio de Defensa israelí advirtieron también ayer que, aunque la rama política de Hamas acepte el cese del fuego, su rama militar podría no hacerlo. Hamas tiene esas dos líneas que toman decisiones de modo separado.

Pero, contra todo riesgo, el tiempo de la violencia ilimitada parece estar agotándose en Gaza. Para Hamas la operación militar de Israel estuvo mejor organizada que el ataque contra el Líbano del 2006, las tropas aplicaron nuevos procedimientos de lucha urbana y hasta los comandantes se desplegaron sobre el terreno de operaciones en lugar de ejecutar sus mandos desde pantallas de video. Las bajas de los israelíes han sido poco menos que nulas.

Para Israel, sin embargo, otro cerco comienza a cerrarse. Es el de la tolerancia internacional para con un nivel de agresión que se considera "desproporcionado". En especial el bombardeo del martes a una escuela administrada en la Franja por la ONU y la cuasi destrucción del barrio Zalton -ambas casos con gran número de muertes civiles son "una tragedia para Israel" según Uri Misgav, columnista del diario Yedioth Ahronoth. En verdad estas acciones remiten al bombardeo sobre Kfar Qana una población del sur del Líbano que Israel atacó en julio de 2006 y que cambió la percepción de aquello que fue una operación de castigo a Hezbollah, otro grupo islámico empeñado en la eliminación del Estado de Israel.

Ejemplos de los aún tímidos cambios en la situación son tanto la llamada de la canciller Condoleezza Rice a su colega israelí Tzipi Livni para urgir una aceptación del cese del fuego y el quiebre del silencio del presidente electo Barack Obama que declaró su preocupación por las víctimas civiles tanto palestinas como israelíes.

Comentá la nota