El tiempo en días de campaña...

Más allá del brote de gripe por los rotundos cambios de temperatura registrados en la última semana, el clima de campaña es la sensación térmica que más está enfermando a la clase política. Y así será hasta junio.

En la sesión del Concejo Deliberante son cada vez más alevosos los gestos de campaña, lo que muchas veces termina en escándalos. Un claro ejemplo sucedió el viernes último, cuando se probó un controvertido endeudamiento por 60 millones de pesos, sólo con los votos del bruerismo (varios concejales opositores se negaron a bajar al recinto, y otros se retiraron una vez iniciada la reunión), y no se sabe a ciencia cierta cuál será el destino que se le dará al dinero, proveniente de la Anses (es decir, de los aportes de los trabajadores).

Resultó llamativo que este dinero llegue justo cuando está comenzando la campaña electoral y en una ciudad como La Plata, donde Kirchner tiene una imagen positiva que apenas araña el 10%.

Las repetidas intervenciones en las últimas sesiones de la concejala oficialista que pretende renovar su banca, Silvina Soria, fueron llamativas, sobre todo teniendo en cuenta el discreto desempeño que venía llevando adelante hasta el momento. Muchos lo atribuyen a la necesidad de tapar el escándalo que se generó a partir de la causa judicial que involucra a su hermano, que integra una cooperativa de trabajo encabezada por el piquetero Emilio Pérsico, y desde donde se habría vendido mobiliario de escuelas estatales a privados que nada tienen que ver con el sistema educativo.

Las calles de la ciudad son otro de los escenarios en los que se traslucen las disputas. Entre los panfletos de la concejala Susana Gordillo, con el lema llama a Susana, hasta las pintadas de Hay equipo del presidente del Concejo, Javier Pacharotti, la guerra de candidatos ya está instalada aun entre los que pertenecen a la misma bancada. No es casualidad: Pacharotti y Gordillo, que aspira a ser candidata a diputada, protagonizan una sórdida interna.

El bruerismo se encuentra en una encrucijada. Son cada vez más fuertes las presiones de la Casa Rosada para que el intendente Pablo Bruera se ponga al frente de la lista de candidatos a diputados provinciales por la Octava Sección, en lo que sería una nueva postulación testimonial. El jefe comunal no quiere saber nada con la idea, y sigue ofreciendo a su hermano, que hará gala de portación de apellido, para que forme parte de la nómina.

A la lista bruerista también se le sumó un componente socialista, ya que el dirigente Carlos Sortino, que tiene una alianza política con el Municipio, anunció que quiere ser candidato en la nómina del oficialismo comunal.

Los operadores políticos del intendente también estarían realizando algunas operaciones para intentar dividir a la oposición. La estrategia es conformar lo que muchos en el Municipio llaman "colectoras testimoniales", que buscaría aglutinar a sectores que quedan rezagados en el armado del PJ disidente. Se trata de la misma estrategia que implementó Julio Alak durante sus 17 años de gobierno en nuestra ciudad, cuando creaba y financiaba listas fantasmas para dividir a la oposición.

La idea que tienen los operadores del intendente es que los que queden fuera de la lista del peronismo disidente pongan sus locales a disposición para trabajar para el corte de boleta: votar a Unión-PRO en el orden provincial, y al bruerismo en el orden seccional y local. Esta situación genera fuerte malestar en el kirchnerismo ortodoxo, que tiene representación en el Municipio. Y no son pocos los que recuerdan que Bruera, en las elecciones pasadas, hizo una fuerte apuesta al corte de boleta y hasta mandó a repartir listas de Elisa Carrió junto con las del Frente Renovador, que en esos comicios se presentó con el sello del Partido del Progreso Social y fue de las colectoras K. Es decir, el sello había sido creado para traccionar votos para Cristina, y terminó favoreciendo a Lilita en la capital bonaerense.

Más allá de las movidas del Municipio, suena cada vez con más fuerza la posible candidatura de Gonzalo Atanasof como diputado provincial por el peronismo anti K. Podría estar acompañado, en segundo término, por algún dirigente del macrismo local.

Y no son pocos los que ven al odontólogo Dardo Pereira, hoy instalado como postulante a una diputación, como candidato a concejal, en una lista que también podría incluir a José Ramón Arteaga, Oscar Vaudagna (también podría aspirar a una diputación), y a la macrista Gladys Arcángelo, entre otros.

También hay pica entre quienes inauguran locales y quienes dicen que "caminan las calles". Entre los primeros, el del dirigente Juan Pedro Chavez fue el caso que más resonó en la semana: en la inauguración de su local no asistió ni su hermana, esposa del ex gobernador y actual candidato a diputado por el Pro, Felipe Solá. Chávez sueña con ser candidato a diputado, pero no son pocos los que creen que el único respaldo que tiene, por el momento, es su parentesco con el mandatario provincial.

Otra de las estrategias utilizadas para instalarse en el mundillo electoral pareciera ser el de las encuestas vía email, que "revelan" el grado de conocimiento de los políticos locales. Los resultados que arrojan, merced de quién envía los mencionados datos, levantan más sospechas que confianza.

Un sector que definirá su posicionamiento en los próximos días será la Unión Cívica Radical. El tiempo, allí, está inestable, con probabilidad de no ir a alianza con la Coalición Cívica y sí de aprovechar la imagen que cosecharon tras el deceso de Alfonsín y la interna que celebraron el domingo pasado. No son pocos los boina blanca que ven como "poco beneficioso" sumarse a un frente distrital y seccional con la Coalición, dado que hay pocos lugares y muchos caciques con aspiraciones. La movida, incluso, es bien vista por los sectores que perdieron en la interna radical ya que ven más chances de acceder a alguna banca en el Concejo si el radicalismo va solo.

Si bien hubo algunos contactos entre las partes, las negociaciones formales comenzarían el lunes, dado que los referentes distritales del panradicalismo aguardaron la culminación de la reunión de la convención provincial del radicalismo. Lo que sí está casi confirmado es que el ex vicecanciller de Alfonsín, Raúl Alconada Sempé, habría dicho "no" al ofrecimiento de Carrió de encabezar la lista de diputados provinciales y seguiría como funcionario de la OEA, en Washington.

Así está la política en la ciudad de las diagonales, en los días de campaña. Lo único certero es que puede pasar de todo, y a pesar de todos los pronósticos.

Comentá la nota