Tiempo de ajuste para los municipios.

Hay varios municipios que ya están en "rojo" porque destinan el 100% de sus ingresos para el pago de sueldos.
El intendente de Pomán, Francisco Gordillo (PJ), ratificó su preocupación por el impacto que tendrá en las finanzas de su comunas la disminución de la coparticipación. Además, reclamó mayor equidad en la distribución del Fondo de Emergencia porque ya no alcanza para la asistencia de varios intendentes.

En declaraciones a este medio, Gordillo consideró que todavía existen parámetros de inequidad en la distribución del Fondo de Emergencia. "Yo soy uno de los intendentes que ha venido caído del sistema desde el inicio, esto no es nuevo para mí. Pero ahora nosotros nos vemos mucho más perjudicados porque hay más municipios dentro del Fondo de Emergencia y ya no alcanza para todos de la misma manera que antes y cada vez hay menos recursos para pagar los sueldos", comentó el jefe comunal de Pomán.

De acuerdo con la información que brindó el subsecretario de Asuntos Municipales, Miguel Vázquez Sastre, ya son quince los municipios que ingresan para recibir la asistencia del Fondo de Emergencia. Esto es porque a fines del año pasado se decidió conservar la pauta de que sólo aquellos municipios que tengan comprometido más del 70% de su coparticipación en pago de sueldos podrán acceder a la ayuda financiera de la comisión. Pero, además, se decidió respetar el costo salarial que los municipios tenían hasta diciembre de 2008 y la nómina de personal a marzo del año pasado. El costo salarial a diciembre del año pasado se incrementó porque los intendentes incluyeron el aumento salarial que el Gobernador anunció en septiembre cuando en realidad la comisión había tomado la decisión de no asistir a los municipios para otorgar ese incremento.

Por mes, el fondo de Emergencia que se constituye con el 2% de la coparticipación recibe $ 650.000 que luego se redistribuye entre las comunas con problemas para el pago de sueldos. Pero como ese monto debe prorratearse entre varios (15) ya no alcanza para la cobertura total. Según trascendió, hay siete municipios que destinan más del 100% de los ingresos que reciben por coparticipación para el pago de sueldos de empleados y ya están en "rojo" porque no pueden hacer frente a otros gastos.

Gordillo ratificó que existen parámetros de inequidad. "Hay municipios que antes tenían una incidencia en materia salarial del 30% y hoy han superado al 70%, debe haber algo", sospechó "pero yo no soy quien para decirlo", indicó Gordillo.

Comentá la nota