Tibio apoyo a las autoridades del MPN que defienden a Sobisch

NEUQUÉN (AN).- Diputados reconocieron que la defensa irrestricta de los funcionarios del partido es una conducta histórica del partido provincial y que Sobisch no será "el primero ni el último", frente al llamado a declaración indagatoria al ex gobernador en el marco de la causa que investiga la zona liberada de Cutral Co y Plaza Huincul.
Sí marcaron un límite, ya que lejos de avalar las acusaciones respecto de un supuesto hostigamiento al ex mandatario, según la tesis que se ensaya desde el sobischismo, afirmaron que no se puede "enmascarar" esa investigación con la interna partidaria.

"No dejan de ser expresiones de las autoridades partidarias, que se respetan en ese espacio. No es la primera vez ni la última en que se apoyará a un miembro del partido. Eso tiene un punto de inicio y de partida, pero lo que tiene que quedar claro es que quien tiene que garantizar la seguridad es la policía, porque si no se pelean pobres contra pobres", expresó Darío Mattio desde el bloque del MPN en la Legislatura.

Su compañera de bancada Silvia de Otaño coincidió en que la del presidente de la Convención del partido, Federico Brollo, y el presidente de la Junta de Gobierno, Raúl Monti, "es una mirada respetable", aunque propia de un sector. "Hay procesos que son difíciles, tiempo después, para separarlos entre lo judiciable y lo que no lo es", dijo De Otaño, quien opinó que lo mejor es "serenarse" y evitar que la interna del partido se inmiscuya en cuestiones de la Justicia.

El jefe del bloque oficialista, José Russo, no respondió a los llamados de este diario para consultarlo sobre el tema.

De Otaño añadió que "la gestión de Sobisch tuvo sus características, que en el segundo período fueron refrendadas por el 60% de los votos. Internamente hay un sector que adhiere a esto y otros que no adherimos. Hay que serenarse y no enmascarar un proceso judicial con situaciones internas".

El martes, Brollo y Monti relacionaron el llamado a declaración indagatoria a Sobisch con un hostigamiento gremial al ex gobernador. Afirmaron que "es el único" que se interpone entre la "voracidad sindical" y los dineros públicos del Estado, sin mencionar, a favor o en contra, el papel de la actual gestión, pero se trató de una crítica disimulada.

Mattio respondió en el mismo código, afirmando que "en una provincia organizada, los maestros deberían haber estado dando clases, los supuestos obreros de la Uocra pegando ladrillos, los violentos recuperándose y la policía dando seguridad".

Comentá la nota