Textiles despidieron a más de 35 personas y la AOT reclama «medidas revolucionarias»

ACORDARIAN REDUCCION DE LA JORNADA LABORAL Y VACACIONES ANTICIPADAS
En Unilán, Roma y Soltex de Trelew, y en Reina Mora de Puerto Madryn, se llevaron a cabo más de 35 despidos a raíz de la profunda crisis que atraviesa el sector textil, según el titular de la Asociación Obrera Textil (AOT), Sergio Cárdenas, quien la calificó como «catastrófica», al punto que las empresas están produciendo a stock y almacenando telas en galpones que se deben alquilar porque no hay ventas.

El gremio reclamó al Estado que aplique medidas impositivas «revolucionarias», mientras que hasta el momento se acordaría la reducción de la jornada laboral y vacaciones anticipadas.

La crisis mundial se está sintiendo en estos últimos días en la industria textil local, y en estas últimas horas en forma «bastante dramática», consideró el dirigente en diálogo con un periodista de FM EL CHUBUT.

Hay una crisis recesiva que está afectando al sector, y agravado, porque «los patrones están llorando con un ojo y con el otro están mandando telegramas de despido. Eso nos tiene, en virtud de la asamblea permanente en el sindicato, deliberando con los delegados de cada establecimiento afectado y lamentablemente tenemos que contabilizar en el último mes, más 35 despidos en el área textil».

Cárdenas explicó que las empresas confeccionistas son las primeras en sufrir el golpe de la recesión, puesto que ante estas circunstancias la gente evita adquirir ropa. «La situación es realmente muy comprometida; estamos tratando por todos los medios de tener distintos tipos de reuniones, buscando por todos los medios de que no haya despidos», agregó.

El titular de AOT remarcó que se ha ofrecido a algunas empresas comprometidas la «reducción de jornadas, vacaciones anticipadas; pero con todo eso todavía no logramos parar la ola de despidos».

«MEDIDAS REVOLUCIONARIAS»

Cárdenas resaltó que esta situación requiere «medidas revolucionarias», que se esperan sean aplicadas desde el Gobierno nacional, con el fin de frenar el impacto de la recesión.

«El Gobierno nacional tiene todos los intrumentos soberanos, medidas proteccionistas, no hay que ponerse colorado. Hay que proteger a toda la industria nacional. Aquí hay que fijar cupos a la importación y leyes que contemplen una promoción de la industria», señaló, añadiendo que el Estado provincial también podría encarar estas acciones.

«PRODUCCION A STOCK»

«Muchas fábricas aducen caídas dramáticas en sus ventas y están stockeando», afirmó Cárdenas sobre la producción que se está llevando adelante, pero sin ventas.

En el caso de Sedamil hay más de 400 personas trabajando, «está stockeando rayando lo peligroso, está alquilando galpones para guardar tela que se está produciendo, y eso nos preocupa realmente mucho».

En ese sentido, el dirigente se mostró optimista en función de la atención que brindará el Gobierno a esta problemática, y antes de recurrir a la Provincia dialogarán con el Municipio.

Comentá la nota