Las "testimoniales" de intendentes no funcionaron

El tercer lugar obtenido por el oficialismo en Luján no pudo ser ignorado en el balance que dejaron las elecciones legislativas. Así lo hizo saber la Agencia DIB en una nota enviada a los medios que reciben este servicio informativo.

Los intendentes testimoniales del interior bonaerense corrieron suertes dispares en su adhesión a la estrategia oficialista, mientras que sus pares del Conurbano -salvo algunas excepciones- obtuvieron mejores resultados.

Los dos casos más paradigmáticos son los de los intendentes de Trenque Lauquen y Olavarría: el primero de ellos había anunciado que si no ganaba las elecciones renunciaría a su cargo y asumiría su banca de concejal, y según dio a entender, cumpliría su promesa; el segundo es "doble perdedor": en su distrito perdía por 8 puntos frente al ACyS, mientras que en la séptima sección -donde también encabezaba las listas- se ubicaba tercero, a 13 puntos del Acuerdo.

También a Graciela Rosso, de Luján, le fue mal en las elecciones: con sus 18,6 puntos quedó tercera, lejos del justicialismo del ex intendente Miguel Prince.

Distinta suerte corrieron Darío Golía, quien secundado por el diputado Julián Domínguez competía en Chacabuco por el FJpV; Alexis Guerrera -General Pinto- y Andrea García -Florentino Ameghino- quienes se impusieron claramente en sus distritos.

En las seccionales, en tanto, el jefe comunal de General Pueyrredón, Gustavo Pulti, ocupó el tercer puesto en la quinta -con el 26,7 por ciento de los votos-, detrás de Unión-PRO y el Acuerdo Cívico.

Por su parte, su par de Chivilcoy, Ariel Franetovich, obtuvo un ajustado tercer lugar, vencido por el intendente de Carlos Casáres, Omar Foglia -encabezaba el ACyS-.

En la segunda sección, Norberto Aloe -jefe comunal de Rojas- se vio arrastrado por la derrota de José María Díaz Bancalari, obteniendo un tercer puesto en la segunda sección, lejos de Ismael Passaglia, de Unión-PRO.

En el Conurbano, en tanto, de los 17 intendentes testimoniales que participaron de las elecciones, 13 ganaban las elecciones, aunque sorpresivamente había indefiniciones en cuatro distritos tradicionalmente peronistas: en Lomas de Zamora, Jorge Rossi se imponía sólo por 20 centésimas -escrutadas el 65 por ciento de las mesas-; en San Vicente, Daniel Di Sabatino ganaba sólo por 9 centésimas -con el 75 por ciento de las mesas escrutadas-; en Lanús, Darío Díaz Pérez perdía por 30 centésimas con Unión-PRO -83 por ciento de las mesas-; y en San Fernando, Osvaldo Amieiro perdía por sólo 60 centésimas -con los datos del 63 por ciento de las mesas-. En tanto, entre los funcionarios bonaerenses también hubo performances diferentes. En sus respectivas ciudades, mientras que el presidente de la Cámara de Diputados bonaerenses ganaba claramente en Ituzaingó, el ministro de Economía, Alejandro Arlía -primer concejal suplente en Brandsen- quedaba en segundo lugar.

En las secciones electorales, el vicegobernador, Alberto Balestrini -primer candidato en la tercera sección- se imponía por 8 puntos; la ministra de Infraestructura, Cristina Álvarez Rodríguez, peleaba cabeza a cabeza el primer lugar.

Comentá la nota