Los terrenos de San Expedito serán de sus habitantes

Después de años de vivir allí las familias de San Ex­pedito recibirán la titularidad de sus terrenos y el oratorio que es visitado por miles de personas para la fiesta del santo pasará a dominio del Arzobispado.
La posibilidad de que por fin sean dueños de su tierra se da gracias a un proyecto del diputado Omar Blanco que propone que unos terrenos que pertenecen al Estado sean pasados a nombre de sus pobladores.

Blanco explicó que de todos los terrenos que pasarán a nombre de sus dueños, el más grande es San Expedito en Caucete. Allí desde hace años que ya está hecho el plano de mensura y está determinada la superficie de cada lote, incluyendo el predio en el que está el oratorio que pasará a manos del Arzobispado de la provincia.

Además de esta localidad caucetera, hay unas 3.500 casas del lote hogar diseminadas en toda la provincia que aún no cuentan con la escritura, pese a que sus habitantes llevan más de 20 años viviendo allí.

La lista se completa con los terrenos de las villas Puey­rre­dón, San Judas Tadeo, y Lour­des.

Una vez que se apruebe el proyecto de Blanco todos los dueños de los terrenos podrán comenzar con el trámite de escrituración de sus lotes. Una vez que cada lote pase a manos de su dueño, recién allí comenzarán a pagar impuestos municipales e inmobiliarios.

Retrocesiones

Blanco consiguió la aprobación de un proyecto para conseguir que 120 terrenos que donó el Estado vuelvan a sus dueño.

Esto terrenos fueron donados por el gobierno a diferentes instituciones, pero como nunca cumplieron con el fin de la donación volverán a manos del Estado.

Comentá la nota