Ex Terrabusi: vuelven los cortes y llaman a tomar las universidades

Lo decidieron las federaciones universitarias de La Plata, Buenos Aires Comahue y la Patagonia, en apoyo a los trabajadores despedidos; pero no impedirán las clases. Mañana movilizan al ministerio de Trabajo
Las federaciones universitarias de Buenos Aires (FUBA), La Plata (FULP), Comahue (FUC) y la Patagonia resolvieron hoy la toma de facultades para exigir la reincorporación de los trabajadores despedidos de Kraft, en el marco de un nuevo corte que se realizó en capital federal, frente a la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA).

La medida convocada por las casas académicas consistirá en la difusión nacional del conflicto, impulsando un fondo de lucha nacional para sostener a los trabajadores despedidos y sus familias, la realización de festivales, radios abiertas, clases públicas y toma de facultades.

En la UBA, ya se han resuelto la toma de las facultades de Ciencias Sociales, Filosofía y Letras, Psicología, Veterinaria, a las cuales se sumarían las de Exactas, Arquitectura y la sede del CBC de San Isidro.

En la universidad nacional de la Patagonia San Juan Bosco, ya se resolvieron iniciativas de este tipo en las sedes de Comodoro Rivadavia, Trelew, Esquel, Puerto Madryn y Ushuaia. A su vez, en La Plata se tomará la facultad de Bellas Artes, y en Comahue se resolvió una semana completa de actividades que culminarán con la realización de un festival en solidaridad con los trabajadores de Kraft el próximo viernes.

El presidente de la FUBA, Cristan Henkel, señaló que "el apoyo de los estudiantes a la lucha de los trabajadores de la ex Terrabusi forma parte de la comprensión política masiva desarrollada al interior del movimiento estudiantil de que no existe futuro para la juventud en el país de los despidos". Henkel destacó además que "el plan de lucha es nacional porque los despidos y las suspensiones también lo son".

MAÑANA VUELVEN LAS MARCHAS

En tanto, empleados suspendidos y despedidos de la empresa Kraft Foods Argentina se movilizarán mañana hacia la sede del ministerio de Trabajo y posteriormente marcharán hacia la Plaza de Mayo para llevar el conflicto frente a la Casa Rosada.

La medida comenzará a las 16 en la avenida Leandro N. Alem al 600 y podría convertirse en el primer eslabón de una semana colmada de protestas por parte de agrupaciones de izquierda que se sumarán a los reclamos gremiales.

Gremialistas, partidos políticos y agrupaciones sociales y estudiantiles esperarán en la puerta de la cartera laboral el resultado del encuentro que mantendrán las autoridades nacionales con los representantes de la empresa Kraft.

Sin embargo, ya está preparada una movilización por el centro porteño desde la zona del bajo hacia la Plaza de Mayo, luego de que la comisión interna rechazara el ofrecimiento de la empresa para reincorporar a sólo 30 de los más de 150 empleados despedidos y suspendidos.

La iniciativa surgió luego de una asamblea de los trabajadores suspendidos y despedidos, que decidió finalmente convocar a la marcha general hacia el ministerio de Trabajo.

El cronograma de las protestas contempla que alrededor de las 18 -tras el encuentro- los manifestantes se movilizarán frente a la Casa Rosada, con una columna que recorrerá buena parte del microcentro porteño.

APOYO DE MILITANTES DE IZQUIERDA

La marcha contará con el apoyo de agrupaciones de izquierda, que ya anunciaron que se sumarán a las movilizaciones gremiales, aunque aclararon que mantendrán en suspenso sus reclamos sociales en reclamo de su incorporación en el plan de empleo oficial.

La decisión de aplazar la protesta social fue producto de la promesa de iniciar una mesa de diálogo con autoridades del ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) Christian Castillo, llamó a "redoblar la solidaridad y el apoyo a los trabajadores de Kraft, para lograr la reincorporación de todos los despedidos".

La movilización hacia la Casa Rosada se producirá luego de que el viernes pasado un importante despliegue de efectivos de seguridad impidiera que los trabajadores de Kraft cortaran la ruta Panamericana a la altura del kilómetro 35.

Comentá la nota