Con un ojo en el termómetro

Tras el alivio que trajo la tormenta, el funcionario anunció que sumarán tres centros de distribución en Rosario, y confió en evitar los cortes programados, aunque no los descartó. Estudian una ley de resarcimiento para los damnificados.
Aliviado por el descenso de la temperatura tras la intensa tormenta de ayer, el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de la provincia, Antonio Ciancio, remarcó que la intención del gobierno de Hermes Binner es no recurrir a los cortes rotativos preventivos pero admitió que lo utilizarán ante situaciones extraordinarias. El funcionario destacó que el mes próximo Rosario sumará tres nuevos centros de distribución energética, que se suman a los ocho actuales "lo que va a mejorar la estructura y la capacidad operativa de la EPE" en la ciudad. Ciancio adelantó además que su cartera trabaja por estas horas en la elaboración de un nuevo marco regulatorio para el sector, para resarcir con celeridad a los clientes damnificados por cortes de luz reiterados, que será enviado a la Legislatura en 2009. "De todas formas en la actualidad existe un mecanismo para indemnizar a quienes hayan sufrido desperfectos en electrodomésticos", aclaró.

Ayer, la temperatura bajó más de 10 grados en Rosario, tras la tormenta de la madrugada. En ese sentido, el propio ministro confirmó que "el panorama está bastante controlado porque se han repuesto todos los servicios de líneas de media tensión. En Rosario los centros de distribución, con la llegada de la lluvia y la baja de temperatura, se han ido recuperando, restan ser reparados cables en la zona de Rufino, donde la tormenta tiró varias torres de alta tensión", informó Ciancio en declaraciones a LT8.

Cuando se le consultó al ministro de Servicios Públicos si la EPE iba a aplicar durante el verano cortes rotativos preventivos, Ciancio se mostró cauto. "Vamos a ver qué pasa. Ahora pasado el estrés de los primeros calores, que han sido superiores a los normales, las líneas van a tender a una situación no tan crítica como las de estos días y que han tenido la mayoría de las empresas de energía del país. En la medida de lo posible no lo vamos a hacer, pero si llegara el caso de situaciones extremas lo haremos".

El funcionario reiteró que la actual gestión heredó una EPE desfinanciada, sin inversiones, razón por la cual el gobierno provincial destinó este año más de 100 millones de pesos y tiene previsto desembolsar mil millones en los cuatro años del mandato de Binner. Al respecto anunció que en pocas semanas se sumarán en la ciudad tres nuevos centros de distribución. "En Rosario hay 8 centros de distribución, que bajan de alta a media tensión, que son los que se recalientan y salen de servicio. Ahora vamos a tener 11. También reforzamos las cuadrillas. Es un plan lento porque no está todo el dinero disponible. Pero estamos en un camino de recuperación de la empresa. Deberán pasar cuatro años como mínimo para tenerla en condiciones aceptables", advirtió.

Con relación a los cortes indicó que "hay cosas que se pueden programar, pero a veces se producen incendios instantáneos. Eso no se puede prever. En este momento, la temperatura nos ayuda". Sobre los tiempos de reposición que maneja la EPE, Ciancio señaló que para la red de baja tensión "el tiempo estimado es de entre dos y cuatro horas. Para la media tensión es más problemático porque se trata de redes subterráneas en las que hay que trabajar".

Respecto a la posibilidad de resarcir a los usuarios que se ven afectados por los constantes cortes de energía, Ciancio planteó: "Lo estamos estudiando. Seguramente el año próximo tendremos alguna normativa que nos permita. Este año lo que tiene la gente es la compensación por los electrodómesticos".

Finalmente el ministro, destacó la labor de los operarios de la Empresa Provincial de la Energía. "El trabajo del personal de la EPE ha sido hasta heroico", enfatizó.

Comentá la nota