Termoescáner en el aeropuerto para control de la gripe porcina

La Coordinación del Comité Operativo de Emergencia de la Provincia anunció la instalación de un aparato en el aeropuerto Malvinas Argentinas, enviado por el Gobierno nacional, que permitirá la detección temprana de personas que sean posibles portadoras de la influenza A.
Con el objetivo de prevenir el ingreso de personas a la isla afectadas con influenza A (gripe porcina), la Coordinación del Comité Operativo de Emergencia (COE), dependiente del Ministerio de Salud fueguino, anunció la instalación de un termoescáner en el aeropuerto Malvinas Argentinas de Ushuaia, que posibilitará detectar a cierta distancia a personas que presenten temperatura corporal elevada. El aparato, que fue subvencionado por el Gobierno nacional, arribó ayer a la capital fueguina y será instalado esta semana tras la llegada de un técnico especialmente enviado para la ocasión.

Ante el aumento de casos sospechosos y confirmados de influenza A en el territorio argentino, los referentes del COE –integrado por la subsecretaria de Salud Comunitaria, Nora Guastini, el Responsable del Programa de Emergencias Sanitarias, Horacio Artieda y la Directora de Epidemiología provincial, Aurora Grass– determinaron también reforzar las medidas de control en el paso fronterizo San Sebastián, a los efectos de "coordinar un tiempo razonable de apertura del paso" con presencia permanente de personal del Ministerio de Salud. En este sentido, Artieda señaló que "en este momento estamos tratando de sistematizar con Chile y con las otras dependencias que trabajan en el paso, para concentrar las medidas de control".

Por otra parte, en el marco de esta contingencia, la cartera sanitaria adquirió además un microscopio de inmuno fluorescencia para diagnóstico virológico, que permitirá fortalecer la unidad centinela de influenza. Aún se desconoce si el dispositivo será destinado al hospital regional de Río Grande o al de Ushuaia.

Sin alarma

Cabe destacar que hasta el momento no se han notificado casos sospechosos de influenza A en Tierra del Fuego. No obstante los agentes de salud recuerdan a la población que como medida básica de prevención de la enfermedad es fundamental, al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con pañuelo de papel o con el pliegue del codo, nunca con las manos. Asimismo, destacan la necesidad de lavar frecuente de las manos, con el fin de reducir el riesgo de contagio ante cualquier infección respiratoria.

Comentá la nota