Terminó la luna de miel: Morales rechazó a Cobos

Tras la cumbre de radicales del martes pasado, los colaboradores del vicepresidente habían ratificado sus diferencias con Carrió y corrieron a lanzar como sucesor de Morales al cobista Raúl Baglini y al rionegrino Pablo Verani
El titular de la UCR, Gerardo Morales, se plantó hoy frente a los reclamos del sector encabezado por el vicepresidente Julio Cobos: dijo que su sucesor debería ser un radical que participó de la "resistencia" contra la fuga de dirigentes hacia el kirchnerismo y defendió la continuidad del acuerdo con el Partido Socialista y la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

Tras la cumbre de radicales del martes pasado, los colaboradores del vicepresidente habían ratificado sus diferencias con Carrió y corrieron a lanzar como sucesor de Morales al cobista Raúl Baglini y al rionegrino Pablo Verani, quien también fue aliado del kirchnerismo en el momento de auge de la Concertación Plural.Sin embargo, en diálogo con DyN, Morales marcó su propia hoja de ruta sin disimular diferencias con los deseos de los cobistas y aseguró que "no ha habido ninguna condición" para el regreso del vicepresidente al partido.

"Yo, como presidente del partido, las únicas condiciones que acepto son las que me impone la Convención", afirmó.

Morales enfatizó que la UCR "no es el partido del éxito", un mensaje evidentemente dirigido a los cobistas que reclamaban al partido desprenderse de "los perdedores".

"Es un partido demócrata progresista, no es el partido del éxito", insistió el senador.

En principio, Morales ratificó que el partido va a "seguir apostando al Acuerdo Cívico y Social", en referencia a la alianza con los socialistas y el partido de Carrió.

"Cobos está totalmente de acuerdo con el Acuerdo Cívico y Social, es una resolución orgánica del Radicalismo, que no se va a modificar; es la apuesta a una construcción colectiva, que no está sujeta a reacciones espasmódicas, nadie puede solo", contestó.

Además puntualizó que Carrió "tiene un lugar importante, al ser la líder de la Coalición Cívica ocupa un rol central".

Por último, aunque sin dar nombres, Morales marcó diferencias con los aspirantes propuestos por el cobismo para reemplazarlo, al proponer que sean un dirigente que "no sólo haya formado parte de todo el proceso de reconstrucción y resistencia, sino que tenga la visión de integrar, de reunificar al partido, de buscar una gran confluencia y una apertura".

En ese sentido, Morales subrayó que su reemplazante, quien deberá conducir los destinos del partido desde diciembre, debe ser alguien que garantice la unidad entre los diferentes sectores.

"Si algún sector ejerce presión para que vaya algún candidato que no ha tenido conducta partidaria va a generar un quiebre", advirtió.

Comentá la nota