"Se terminó con los kioscos y la productividad fuera del sistema"

"Se terminó con los kioscos y la productividad fuera del sistema"
Nora Gelso dejó ayer un espacio donde trabajó durante dos años: la administración del Hospital. Manejaba más de 50 millones de presupuesto. Dice que terminó con varios "kioscos" en el Hospital. Y que sigue comprometida con el proyecto de José Eseverri. La reemplazará el contador Gabriel Galbusera, desde el 18 de enero. Además, se decidió nombrar un Director Asociado. Se trata del doctor Roberto Bollini, que asumirá el 1 de febrero. Ayuda para Waimann. La titular de Salud, Marisa Montani, inamovible.
EL POPULAR había adelantado el martes que "en estricta reserva" se preparaban los cambios en el área de Salud. Fueron, en realidad, dos modificaciones que, a primera vista, no parecen transformadoras ni mucho menos. Sin embargo, buscan el golpe de efecto necesario como para comenzar a neutralizar los conflictos que se originan en el Hospital a partir de una crisis de conducción y ausencia de referencias fuertes. Ayer se fue Nora Gelso, una de las figuras paradigmáticas del eseverrismo histórico. Se la reemplaza por un contador joven y desconocido. Además, se colocó al lado del director Médico, Alfredo Waimann, a un director Asociado: Roberto Bollini, el médico que fue Coordinador de Residencias. No habrá más que eso, al menos por ahora. La Secretaria de Prevención y Atención Sanitaria, Marisa Montani, sigue firme en su puesto. Pero con una manifiesta lejanía de lo hospitalario.

Nora Gelso fue varias veces concejal y especialista en temas de Hacienda. Encabezó listas con Eseverri Helios. Y presidió el Concejo Deliberante cuando Julio Alem fue interino cuando el histórico intendente enfermó. La llegada de José Eseverri la colocó en una función de enorme responsabilidad pero sin brillo. Manejó un presupuesto de 50 millones el año pasado y se preparaba para los 60 de este año. Pero en un perfil muy bajo y con un admitido aislamiento.

"El compromiso con la función lo tomé como un todo. Un todo significa pasión. Ahora hay que elaborar el retiro de las pasiones, si no no sería un humano. Y retirarlas no es sin costo, sin dolor. Serenamente, creo que es lo que debía hacer", evaluó ayer, en entrevista con "El circo de la realidad" por FM 98pop.

-¿Renunció o le pidieron la renuncia?

-Te voy a ser honesta. (se ríe) Es raro, digo que voy a ser honesta como si no lo fuera siempre... Yo hablaría de una renuncia consensuada. El Intendente habla conmigo, me dice que reconoce una muy buena gestión en la administración del dinero afectado a Salud, incluso a Atención Primaria que también estaba bajo mi área. El pone mucho énfasis en la transparencia que le impuso él a la gestión y que reconoce en mí una certificación de esa transparencia.

-Usted manejaba un presupuesto de 50 millones e iba a tener 60 este año...

-El Intendente confirma también mi honestidad, un valor muy importante para él. Pero dice que necesita otro perfil.

-¿Qué es lo que falló?

-Ahora hay un contexto; él tiene una mirada y dice que necesita un perfil diferente. Hace muchos años que estoy en política y entiendo que estas cosas son así. Lo súper entiendo. Lo tengo conocido. El que tiene la gestión de un todo es él, no yo. Y es lógico que ubique a las personas donde las necesite.

-Se la vio en estos dos años en un notorio aislamiento, sin contacto con los servicios y menos aún con la Secretaría de Salud.

-Fue un poco así. Pero también esta gestión en particular se da para eso. Creo que tenía libertad para hacer también. Y se hicieron cosas importantes. Cuando uno habla de transparencia, es porque uno no se quedó con nada pero también se rompieron estructuras, se desburocratizó, se eliminó un circuito financiero, se hicieron cosas de un cuidado extremo. No sólo no hay que quedarse con nada sino habilitar mecanismos para que otros tampoco tengan la posibilidad de hacerlo.

-Alguien me dijo que usted había terminado con varios kioscos en el Hospital.

-Sí claro. Se dieron en llamar kioscos y era un mecanismo de una productividad por fuera del sistema. En eso trabajé y fue arduo. Es que la organización venía con esa impronta.

-¿La administración que la antecedió venía con esa impronta?

-Claro, sí sí. Entré, lo viví con pasión y fue una experiencia muy fuerte de vida. Pude testimoniar todos los días eso de la salud igual para todos, eso de que el olavarriense se acueste y se levante con la salud asegurada. Cuando estás ahí adentro y sos protagonista, es impresionante. Me llevo los abrazos y las miradas más hermosas que he tenido en toda mi carrera política. Pero además quiero dejar en claro algo: el Hospital funciona, no se suspendieron cirugías, no se pasó frío por calderas rotas, estando adentro es otra situación, es hermoso.

-Usted ha tenido un perfil bajísimo. ¿Alguna vez habló con los medios desde que asumió en el Hospital?

-No, ninguna. También tiene que ver con que la gestión ésta maneja la prensa de una manera direccionada que, está bien, es su decisión. Pero no es en particular conmigo. Creo que mi perfil bajo es porque me dediqué a la gestión. Tuve una experiencia riquísima y me voy con mucho agregado. Tengo mi experiencia de gestión, de contadora, ahora en Salud que es una de las organizaciones más complejas. Yo me anoté en la Universidad Favaloro e hice en dos años una maestría en Gestión en Salud que la terminé ahora en diciembre. Es decir que tengo mucho valor agregado.

-¿Justo ahora cerró la maestría? No es gratuito que se cierren dos ciclos a la vez...

-No, no, claro que no es gratuito. Por mi concepción política, me da un valor muy importante.

-¿Qué va a hacer de aquí en más?.

-Sigo con el gerenciamiento de Coceba, sigo relacionada con el proyecto político de José y voy a terminar la tesis.

-Durante los años de Eseverri Helios usted tuvo un perfil muy alto; en el Concejo defendías los números y tuvo la habilidad de defender hasta lo indefendible y hasta no se notaba que era indefendible. Cuando llega Eseverri José elige para usted un lugar de perfil bajísimo donde no se la nota y para colmo se tiene que ir de esta manera. ¿Lo siente así?

-Yo lo ubico en contexto, yo creo que en el gobierno del padre me tocó estar en esa situación; en el de José me tocó esta responsabilidad. Yo tengo vocación política, está instalada y no la puedo dejar. Ya es un compromiso, es una cuestión de ética. Cuando la vida te da la posibilidad de ayudar a un otro, después no te podés borrar. Eso es ética.

Comentá la nota