TERMINÓ LA FORZADA PAZ. LOS MÉDICOS ANUNCIARON PARO DESDE EL 8 DE SETIEMBRE

Vencida la conciliación obligatoria sin propuestas concretas del Gobierno, los profesionales del Hospital Río Grande anunciaron quite de colaboración y paro desde el 8 de setiembre. Piden la renuncia de las autoridades de Salud. Otra médica renunció a su cargo.
Este viernes culminó el último día de la extensión de la conciliación obligatoria dictada por Gobierno en el conflicto que mantienen con los médicos de Río Grande por descuento de haberes mal liquidados y por otros cinco ítems mal categorizados que perjudica a los galenos.

Luego de varias instancias e interminables reuniones mantenidas entre las partes, finalmente no hubo una propuesta que destrabe la situación por parte de las autoridades de Gobierno a pesar de que, para tal fin, hubo un pedido concreto desde la Asociación de Profesionales.

Por tal motivo, los médicos realizaron hoy una asamblea en la que se manejaron distintas opciones de protestas y finalmente se decidió retomar las medidas de fuerzas y realizar un paro de actividades por el lapso de 3 días a partir del día martes 8 de septiembre. Además, realizarán un quite de colaboración y piden la renuncia de las autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia.

Según el Dr. Oscar Ruiz, integrante de la Asociación de Profesionales, "lamentablemente desde Gobierno nos llevaron a endurecer las medidas. A pesar de nuestro pedido, nunca recibimos una propuesta de negociación ni de ningún tipo por parte de las autoridades. Esto generó de que se terminen los plazos de conciliación e indefectiblemente tendremos que endurecer las medidas".

Éxodo de profesionales

Por otra parte, y luego de la preocupación que generó la renuncia de la médica oncóloga del hospital riograndense, desde la Asociación adelantaron que ya se generó la segunda dimisión de otro profesional médico. Esta vez se trata la doctora Rosario Casanovas, especialista en clínica médica.

"Este problema nosotros lo venimos adelantando desde hace varios meses -explicó Ruiz-. Estamos seguros que ya comenzó el éxodo de médicos y estamos seguros que si no tenemos una solución a nuestro reclamo, a estas dos profesionales se les sumarán otros galenos quienes seguramente dejarán de prestar sus servicios en nuestra provincia. Es un problema muy grave porque la situación en la que nos encontramos los médicos es preocupante y atenta contra la salud de toda la población. Y también nos preocupa que las autoridades no tomen este asunto con la seriedad que debería".

Comentá la nota